Category: Columnas

asda VF
mayo 23rd, 2019 by ElPoliticoVeracruz

Luciano Blanco González

 

 

 

A medida que transcurre el tiempo, mayor es la convicción de que el país marcha hacia adelante abanderado con los programas y acciones que enarbola la  Cuarta Transformación, con los naturales tropiezos y sorteando los múltiples escollos que sus detractores le colocan al Presidente López Obrador a cada paso que da.

 

Lamentablemente nuestro México ahora se encuentra dividido entre los que tienen mucho y son acaudillados por una clase pensante interesada en regresar a los pasados tiempos de los negocios fáciles y altamente lucrativos a base de deteriorar al erario público mediante concursos mercantiles simulados, otorgando a los funcionarios coludidos jugosos sobornos para la construcción de obras que no se hicieron, se hicieron mal o no se concluyeron, o como sucedía con la adquisición de bienes y servicios como medicinas, rentas de inmuebles y de automóviles, viajes personales de funcionarios al extranjero y al interior del país, o los gastos suntuosos como peluquería, celulares, ayudantía personal, asesores, guaruras, comidas al estilo romano, borracheras de órdago, asistencia sexual y todo lo que representara comodidades a la clase política para mantenerla satisfecha apoyando la descomposición y el desorden para esconder la creciente pobreza de la población y los enormes negocios que se maquinaban  a sus espaldas, disimulados con la máscara del progreso grosero e insolente de unos cuantos presuntuosos con grandes mansiones, casas de playa, residencias y departamentos en el extranjero donde viven y se recrean con sus familias enviando a sus hijos a las mejores universidades del mundo.

 

Estos no entienden que los negocios desde la administración pública se acabaron y sus añoranzas por reivindicarlas se reflejan en juicios severos y malvados en contra de una administración que se esmera por ahorrar hasta el ultimo centavo evitando que el dinero ruede y pase por varias manos en donde normalmente se le va pellizcando poco a poquito de tal manera que cuando llega a su destino final o se desvía o se gasta en otros conceptos, pero no llegaba integro para cumplir en la realización de su cometido. Es posible que para que asimilen la nueva situación sea necesario que tomen las terapias a las que alude López Obrador y se reeduquen sin llegar al estilo de Stalin, Mao, o Fidel Castro que los enviaban a los trabajos forzados en el campo o en la cárcel.

 

Los del otro bando, los aplaudidores, los que carecen de voz en los medios de comunicación se rebelan contra los enemigos del mandatario a través de las encuestas, aprobando todo lo que hace el líder de la cuarta transformación con brillantes ideas aunque a veces estén fuera del marco de la ley, pero a todas luces necesarias y urgentes para resolver algunos problemas de su administración, sin cuyas medidas correctivas y corrosivas esos males continuarían siendo un lastre con costos inimaginables para los grandes propósitos que el gobernante tiene para el beneficio y desarrollo de los pueblos y comunidades más marginadas, porque esas medidas siempre espectaculares y mediáticas, mantienen viva la esperanza de que todo lo que proyecte o haga el primer mandatario repercutirá positivamente en sus vidas y en su medio social.

 

Se afirma que va bien por qué aun cuando las cuestionadas medidas económicas del Presidente, manifestadas por las altas esferas económicas nacionales e internacionales, difunden la idea de que nos dirigimos hacia una inevitable quiebra económica que sumirá al país en una incontrolable inflación con el cierre de los mercados internacionales a nuestros productos y la imposición de ruinosos gravámenes fiscales que semiparalizaran la industria y el comercio, provocando un grave desempleo, desabasto y devaluación de la moneda.

 

Pero el Presidente no se arredro, él, sabe que la política se vive lo mismo en el sucio fango que en las peligrosas arenas movedizas que devoran la moralidad y las buenas costumbres, pero también en las aguas limpias y cristalinas, así como en la tierra firme por rutas claras y estables, él sabe en donde está parado, intuye los resultados de sus acciones que obedecen a mecanismos complicados de la economía y de la sociedad, a veces sujetas a la voluntad de gobiernos, de personas o de corporaciones extranjeras.

 

Cuando sonaron las alarmas por los gravámenes arancelarios impuestos a la exportación del acero y del aluminio  por los Estados Unidos, se avizoro un grave peligro para la economía de la nación en virtud de una posible parálisis o disminución de la producción y una inminente contracción del mercado nacional, sonaron todas las campanas de las cúpulas empresariales, solo el presidente evaluaba el comportamiento de estos metales y los mercados asiáticos y europeos, sereno recomendaba calma, sabía lo que estaba sucediendo, ¿Qué acordó sin alharacas con el presidente Trump? No sabemos, pero el reciente anuncio de los Estados Unidos de levantarlos, no fue obra de la buena voluntad norteamericana, tampoco de la divina providencia, fue obra de la capacidad de negociación y de los acuerdos que no se ventilan al público, pero los resultados ahí están.

 

En que parte de la robusta corpulencia del Señor Trump  le jurgo López obrador a aquel para que fuera el propio Trump, quien ahora para beneplácito nuestro sea él, quien le solicita al Congreso Norteamericano que le apruebe el nuevo tratado de libre comercio (USAMCA, TLC, NAFTA), cuando Donald con su carácter agrio y despectivo era el más renuente y amenazaba con castigarnos y salirse del tratado,  lo que era el equivalente a una catástrofe comercial para México,  López Obrador sabe donde tiene cada uno el cayo y sabe pisarlo con suavidad o con potencia según sea el caso.

 

Ante el nuevo panorama de nuestras relaciones México-Americanas, da la impresión de que todo lo tenía amarrado, pues las agresiones verbales las escurría con tal suavidad y aparente indiferencia que parecía que estaba tirando a lurias al mandatario gringo, con una actitud desesperante que ponía nerviosos a los posibles afectados.

 

Ahora sus adversarios, los que desean que todo vaya mal, que se tropiece o que se caiga, como se comportan, cuando los mercados bursátiles reaccionan positivamente con la revaluación del peso que se fortalece frente al dólar y la bolsa de valores sube puntos inusitadamente, avergonzados no saben reconocer que la administración de López Obrador, va bien y que no sería extraño que se alcanzara el aumento del PIB  hasta en 4 puntos. Total Andrés tiene sus propios instrumentos de medición y con ellos puede llegar hasta 10 si quiere.

 

Donde nos tiene desconcertados a todos es la política de seguridad social en el ámbito medico, pues visto desde fuera se percibe que la austeridad republicana está dándole en la torre a los grandes fines humanistas de su política, esta al desnudo que las instituciones hospitalarias están castigadas con un fuerte recorte presupuestal que repercute en una mala atención a la salud de los enfermos en general al recortar personal, al no proveer los medicamentos con la urgencia que los pacientes requieren para curar los males que les aquejan y que de hecho ya debe de ser motivo de muertes entre las clases más desprotegidas y debe de ser razón de empobrecimiento de quienes teniendo recursos se ven obligados a buscar alivio en la carísima medicina privada.

 

Sera que sus consejeros y colaboradores a la vieja usanza neoliberalita están interesados en rebozar de llena la caja del dinero, aunque la gente se esté muriendo de enfermedades, no hay dinero para contratar más médicos y enfermeras, pero si hay para contratar más soldados, mas policías con altos sueldos, no hay dinero para comprar medicinas pero si hay y bastante para comprar armamento y  equipo para la Guardia Nacional. (Aunque hay que reconocer que también son necesarios).

 

Otro de los problemas en el país son  los incendios que por todas partes consumen cientos y miles de hectáreas y hay impotencia humana para sofocarlos por la carencia de recursos para contratar personal adicional, adquirir avionetas y helicópteros suficientes así como los químicos necesarios, solo porque La Secretaria de Hacienda considero que era demasiado el gasto procediendo irresponsablemente  a recortarlo.

 

Y así como agarra lustre y respeto el gobierno por dignificar y revalorar a la tercera edad con el apoyo bimensual, también Pierde credibilidad cuando despoja a sus niños de la posibilidad de estar al cuidado profesional de su sano desarrollo y educación que proporcionaban las estancias infantiles, al igual que cuando los abandona a su suerte cuando padecen cáncer al no proporcionarles los tratamientos prescritos, se respira homofobia oficial cuando abandonan a la población heterosexual que urge la atención del Estado con su dotación de antirretrovirales o que castiga a aquellos que para sobrevivir requieren de insulina y que en general descuida la salud de sus gobernados en una obsesión por ahorrar y sanear el gasto, entonces la pregunta obligada es ¿ porque cuando gobernaban los corruptos había recursos suficientes para atender esas necesidades básicas? Y ahora no alcanzan, o donde están guardados, o para que se utilizaron, o quien se los gasta, acaso eran más capaces los corruptos del pasado que los austeros y republicanos del presente.

 

Sera que sus consejeros y colaboradores a la vieja usanza neoliberalita están interesados en rebozar de llena la caja del dinero con reajustes, despidos, recortes, reasignaciones presupuestales, aunque la gente se esté muriendo de enfermedades, no hay dinero para contratar más médicos y enfermeras, que sería más importante y urgente que financiar proyectos de la naturaleza que sean, pues cualquier proyecto por muy importante que parezca debe de postergarse para atender esta crisis humanitaria que está pegando fuerte en la credibilidad de lo que debe de ser un buen gobierno del que mucho espera la población.

 

Ya hay suficiente ahorro proveniente de la vigilancia estricta en el gasto público y de la disciplina fiscal que elimina gran parte de la corrupción que enflacaba las arcas del erario y que ahora se engordan a borbotones al no haber huachicoleo, pero parece que este todo y las energías físicas y mentales del mandatario se las chuparan: Pemex, El Plan Transismico, El Tren Maya, La Refinería de Dos Bocas y El Aeropuerto Internacional de Santa Lucia.  Programas incuestionables con los que se pretende enderezar el barco de las finanzas públicas y reorientar el desarrollo nacional, pero que tendrán un alto costo social y humano que descapitalizara otros sectores, no menos importantes.

 

En fin, la indudable vocación humanista de López Obrador no se debe de poner en duda, pronto lo veremos repartiendo medicamentos y equipo, visitando hospitales y clínicas, basificando médicos y enfermeras e inaugurando instituciones de salud bajo la bandera del Instituto de Salud para el Bienestar que cobijara por parejo a todos aquellos que sufren cualquier tipo de enfermedades con una cobertura muy amplia, estoy seguro que les callara la boca a quienes logren sobrevivir esta crisis temporal del sector salud.- Por el bien de la causa.

 

luciano_blanco_gonzalez@hotmail.com

Posted in Columnas

asda VF
mayo 23rd, 2019 by ElPoliticoVeracruz

 

Samuel Aguirre Ochoa

La administración que encabeza el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, no se ha cansado de decir que la “Cuarta Transformación” tiene como ejes principales apoyar a los pobres de México, combatir la corrupción y acabar con el neoliberalismo, pero si analizamos las cosas con detalle, en la realidad los hechos dicen lo contrario, todo apunta a que de lo que se trata es de hacer entrega de dinero de manera directa a determinado sector de la población con el propósito de crear una reserva de votos para su partido que utilizará en los procesos electorales que se avecinan. Sostengo esto por los siguientes hechos:

Desde el inicio de la administración se eliminó del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) el Ramo 23, partida presupuestal que se destinaba para hacer obras de infraestructura en las colonias, pueblos y escuelas, como sistemas de agua potable, drenajes, electrificaciones, construcción de caminos, pavimentaciones de calles, construcción de aulas, instalaciones deportivas, espacios culturales y recreativos, apoyo a la vivienda, etc., afectando con ello a millones de familias que viven en comunidades pobres y marginadas que no cuentan con estos servicios elementales.

Como lo señale en otra ocasión, al desaparecer el PROSPERA se dejó de apoyar a millones de familias pobres que dependían de este programa federal y en su lugar anunciaron el programa de Becas para educación básica “Bienestar para las Familias”, que después de seis meses no han implementado, así como el de educación media superior Becas “Benito Juárez”, del cual solo han pagado dos meses y no a todos los estudiantes de bachillerato; en el primer caso solo se entregará una beca por familia independientemente de que tenga varios hijos y en el segundo la beca tiene un carácter universal, es decir, que se le entregarán a todos los alumnos de preparatoria sin importar su nivel económico, a jóvenes ricos y pobres. Es una injusticia que las familias humildes que recibían el PROSPERA, ahora reciban mucho menos, a cambio de transferirle dinero a los “hijos de papi” que están en preparatoria y que realmente no lo necesitan.

Ha habido recortes de cientos de miles de empleados que se quedaron sin ingresos para el sostén de su familia; se redujo el apoyo al campo a pesar de que se han hecho anuncios espectaculares de programas que benefician a muy pocos campesinos; se redujo el apoyo al CONACyT, área fundamental para el desarrollo científico en el país; se recortó el 32% del presupuesto a la Secretaría del Medio Ambiente, por lo que esta dependencia no ha podido combatir los incendios que se dieron en varios estados en el presente año y que provocaron la contingencia ambiental en el centro del país; al Fondo para Desastres Naturales le recortaron el 85% de su presupuesto, hecho que ya afecto para el combate de la contingencia, pero que seguramente tendrá repercusiones graves con las sequías, los huracanes, inundaciones y ojalá no haya temblores.

El presidente decretó recortes y desapareció las estancias infantiles, los comedores comunitarios, el programa de empleo temporal y el apoyo de la vivienda, lo que significa un golpe a los sectores pobres del país. Y ahora nos hemos estado enterando de los brutales recortes al sector salud que están llevando a que cada día haya mayor desabasto de medicamentos, falta de personal e instrumentos descompuestos en los hospitales, que desaparezcan apoyos que proporcionaba el IMSS y el ISSTE a personas con enfermedades graves como el cáncer, determinados síndromes cuyo tratamiento son caros, etc. Desapareció el Seguro Popular lo que ocasiona que ahora la gente pobre tenga que pagar las consultas y sus medicamentos en los hospitales públicos.

Todos estos recortes afectan a los sectores que el gobierno de la 4T dice defender, a los pobres, es decir, la realidad demuestra lo contrario de lo que predica López Obrador. Incluso con el programa de Jóvenes Construyendo el Futuro (para los ninis), en el cual se entregará 3,600 pesos mensuales a los aprendices, se está transfiriendo dinero de los impuestos que paga el pueblo trabajador a las empresas privadas, pues con los dueños de estos negocios van a trabajar las personas beneficiadas con las becas. Aquí se pone de manifiesto para quien está gobernando el presidente, para los empresarios, pues se les está regalando el trabajo de los ninis, trabajo que ellos deberían de pagar pues están produciendo mercancías que van a vender y de las cuales obtendrán ganancias. No olvidemos que la ganancia del capital proviene del trabajo de los obreros, aunque el presidente López Obrador sostenga lo contrario.

En el afán del presidente de hacernos creer que en realidad combate al neoliberalismo, el pasado martes firmó un decreto donde renunciaba a su facultad para condonar impuestos a los ricos, sin embargo, el presidente nunca ha tenido dicha facultad, esto solo lo puede realizar el SAT. En cuanto al cacaraqueado combate a la corrupción no se ve ninguna acción contundente, pues hasta el momento no hay ningún funcionario importante que haya sido castigado por sus actos de corrupción, por el contrario en algunos estados de la República en donde gobierna MORENA, como es el caso de Veracruz, el gobernador no ha podido esclarecer la compra de 40 y alquiler de 110 patrullas; firmó un contrato millonario, sin licitación pública, de medicamentos con la empresa Abisalud, propiedad de un destacado morenista, el superdelegado del estado de Jalisco y todos los casos de nepotismo de los que se habla en las distintas dependencias del gobierno estatal.

El pueblo trabajador debe ir haciéndose claridad de lo que acontece en el país, tomar conciencia de para quien gobierna el actual presidente y sacar de ahí la conclusión, de que su suerte solo cambiara el día en que se organice y se decida a tomar el poder político, para con ello construir una patria más próspera y en la que la riqueza se distribuya de forma más equitativa.

Posted in Columnas, Local

asda VF
mayo 16th, 2019 by ElPoliticoVeracruz

Luciano Blanco Gozález.

 

A pesar de la enorme importancia histórica que en si misma envuelve la creación del Primer Ayuntamiento de América en tierra continental, la presicion aproximada de las fechas es consecuencia de acomodar los acontecimientos narrados por los cronistas con el calendario litúrgico (el santoral, viernes santo, el día de la cruz, domingo de pascua, etc.) relacionados con acontecimientos referidos por los historiadores y por el mismo cabildo, como cuando asentan  “pasaron diez o doce días” “luego que allí llegamos”, etc.

 

Si bien es cierto que está establecido por los estudiosos que el día 21 de abril del año 1519 arribaron los conquistadores españoles comandados por Hernán Cortez a los arenales de chalchihuecan, fue hasta el día 22 que desembarcaron y procedieron a establecer su real compuesto de chozas de palma y endebles maderos, este acto es al que llamamos la fundación de Veracruz.

 

Pero fue aproximadamente un mes después cuando los partidarios del expedicionario Hernán Cortez seducidos por las enormes riquezas en oro, plata y finas joyas enviadas como señal de paz por el emperador Moctezuma decidieron quedarse y poblar, pero sin depender de la autoridad de Diego de Velázquez Gobernador de Cuba por la gracia del Rey Carlos de Castilla, ante quien recelosos por rencillas pasadas se revelaron para no compartir con él, ni la gloria ni la fortuna.

 

Los insumisos hasta ese momento sabían que estaban expuestos a la furia del Rey que los tendría por rebeldes e insurrectos y en castigo podía mandar por ellos para castigarlos en las mazmorras, en la picota o hasta con la horca, fue por ello que acordaron crear un cabildo legitimado bajo la fe del escribano real Pedro Gutiérrez según Gomara, Diego De Godoy según Bernal, que formaba parte del acompañamiento en aquella incursión que había de darle gobernación a la naciente villa para que rigiesen y mandasen en tanto el Rey.- ante quien debían recurrir e informar.-proveyese y mandase lo que más a su servicio conviniese.

 

Es aquí en donde la mano serena e imparcial del Escribano  fue punto de partida y luego definitivo para la legitimación de la asonada ante la majestad del rey, por contener en su acta la verdad incontrovertible del acontecimiento y todos los detalles que le dieron origen con relación de convenios y parlamentos de los sublevados, bajo cuya certeza se cobijo Cortez con todos los juramentos de lealtad.

 

El Escribano representa los ojos y oídos del rey, mas allá del océano, de día o de noche, en su comarca y en los lejanos reinos y provincias, no importa donde sea, ni donde este, es un servidor confiable, esta investido de fe y asienta en sus protocolos datos fidedignos, sin influencias de amigos o compadres, sin presiones de los poderosos que tuerzan o malversen la fidelidad de los actos o hechos que certifica.

 

Por esas supremas razones el rey le ha otorgado esa potestad, para que la ejerza con honestidad y con absoluto apego a la verdad. Con él, en cada acto que pasa ante su fe, está presente el rey y el escribano en correspondencia debe de llevar una vida decorosa, alejado de los vicios y meticuloso, debe de cuidar las formas y actuar con la solemnidad que su investidura exige, la mínima violación a sus principios  es motivo de castigos severos, inclusive la pérdida del cargo, sus escrituras tienen valor legal para siempre y su validez es universal, de tal manera que cuando el cabildo recurre a su majestad Carlos Rey de Castilla, el primer documento que analiza es el testimonio del Escribano que contenía toda la fuerza de la verdad y la narrativa real de los hechos, lo cual junto con los sobornantes tesoros Mexicas que lo acompañaban, convenció al rey para reconocer y premiar con títulos y honores a los rebeldes y sublevados conquistadores.

 

Con el Cabildo Veracruzano de 1519, llego el germen del moderno derecho Mexicano y con él en su evolución, origino todas las demás instituciones que rigen jurídicamente la vida del pais, aquel fue el alumbramiento de una nueva sociedad que  asimilo recíprocamente costumbres y tradiciones a la par que con su grandeza maravillaba a los conquistadores con sus deslumbrantes conocimientos científicos, tecnológicos, filosóficos y literarios cuyos testimonios de grandeza sobreviven el paso de los siglos en monumentales construcciones y en artísticos lienzos y códices diseminados por todo el mundo.

 

De la evolución del Escribano Real, nació el Notario Republicano con características similares a aquel, solo que ahora el poder que conlleva su fe para legitimar y autenticar los actos y hechos en los que interviene, dimana de los Gobernadores de los Estados quienes les otorgan las patentes para el ejercicio de su función mediante rigurosos exámenes de oposición, previa acreditación de practica jurídica y de conocimientos jurídicos.

 

Los Notarios en todos los Estados del país son personajes muy respetables que gozan de la confianza de la sociedad por su estricto apego a la ley y porque su ejercicio profesional está sometido a un rígido protocolo cuya observancia precisa es vigilada por el Estado, sujetando su actuar a las normas administrativas, fiscales, civiles y penales, no recibe pago alguno del Estado y es responsable de calcular, retener y enterar los impuestos y derechos que se causen en el trafico inmobiliario principalmente.

 

Pero además es responsable con todo su patrimonio de los daños y perjuicios que por falta de destreza le pudiera ocasionar a terceros  o al Estado, su actuar es normado y vigilado por las dependencias que El Gobernador señale, en el caso de Veracruz esta delicada facultad está encomendada al Secretario de Gobierno Ingeniero Eric Cisneros Burgos y al Director General del Registro Público de la Propiedad y de Inspección y Archivo General de Notarias del Estado de Veracruz, Maestro David Agustín Jiménez Rojas.

 

Su fama e imagen es histórica, no cualquiera puede ser notario, no es suficiente ser perito en derecho y acreditar sus conocimientos en los exámenes de oposición, se requiere además tener y haber tenido buena conducta, no tener antecedentes penales, observar buenas costumbres y disposición de servir ya que el desempeño de su función es presencial, aunado a que es un prestador de un servicio público impactante en la sociedad, además es fiel auxiliar del Estado en los programas de vivienda, en la regularización de la tenencia de la tierra rural y urbana, en los planes de desarrollo urbano y en la implementación de programas sociales que el Estado le señale.

 

 Por ello hace más de 400 años, de los escribanos decía la máxima figura de la literatura española, el inmortal Manco de Lepanto  Don Miguel de Cervantes Saavedra en su ejemplar novela titulada El Licenciado vidriera, quien al ser inquirido, sobre la personalidad del Escribano, Uno le dijo.

“¿Qué es esto, señor licenciado, que os he oído decir mal de muchos oficios, y jamás lo habéis dicho de los escribanos, habiendo tanto que decir?

 

A lo cual respondió:

 

Aunque de vidrio, no soy tan frágil que me deje ir con la corriente del vulgo, las más de las veces engañado. Paréceme a mí que la gramática de los murmuradores y el la, la, la de los que cantan son los escribanos; porque así como no se puede pasar a otras ciencias si no es por la puerta de la Gramática, y como el músico primero murmura que canta, así los maldicientes, por donde comienzan a mostrar la malignidad de sus lenguas es por decir mal de los escribanos y alguaciles y de los otros ministros de la justicia, siendo un oficio el del escribano sin el cual andaría la verdad por el mundo a sombra de tejados, corrida y maltratada; y así dice el Eclesiástico: In manu Dei Potestas hominis est, et super faciem scribae imponet honorem”.

 

Sigue diciendo el príncipe de los ingenios “Es el escribano persona pública, y el oficio del juez no se puede ejercitar cómodamente sin el suyo. Los Escribanos  han de ser libres y no esclavos ni hijos de esclavos; legítimos, no bastardos ni de ninguna mala raza nacidos. Juran de Secreto fidelidad y que no harán escritura usuaria; que ni amistad ni enemistad, provecho o daño los moverá a no hacer su oficio con buena y cristiana conciencia.

 

Pues si este oficio tantas buenas partes requiere, ¿Por qué se ha de pensar que de más de veinte mil escribanos que hay en España se lleve el diablo la cosecha, como si fuesen cepas de su majuelo? No lo quiero creer, ni es bien que ninguno lo crea; porque, finalmente, digo que es la gente más necesaria que había en las repúblicas bien ordenadas, y que si llevaban demasiados derechos, también habían demasiados tuertos, y que destos dos extremos podía resultar un medio que les hiciese mirar por el virote”.

 

Por eso regresando a sus orígenes en nuestro país y para exaltar su digno pasado el notariado de todo el país colegiados en la Asociación Nacional del Notariado Mexicano convocados por su presidente el notario Armando Prado Delgado y el Colegio de Notarios del Estado de Veracruz, presididos por el notario Johan Hillman Chapoy se dan cita desde ayer jueves y hasta mañana sábado, allá en donde estuvieron ubicados hace Cinco siglos los inhóspitos y hostiles arenales  de Chalchihuecan poblados apenas con unas cuantas chozas paupérrimas y ahora ahí mismo se levantan las portentosas ciudades de Veracruz y Boca del Rio.

 

En esta importante celebración se habrán de resaltar los nuevos conceptos del derecho notarial que irrumpen en el orden jurídico con nuevos conceptos y una avanzada tecnología, que de alguna manera complementan y substituyen no del todo, aquellas practicas milenarias de sus colegas los escribanos, en el lejano Medievo y en la Roma antigua, sus resultados se verán enriquecidos con la gratificante presencia de la también Notario en retiro de la ciudad de México y ex ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la actual Secretaria de Gobernación Doña Olga Sánchez Cordero quien acudirá con la más alta representación del Presidente Andrés Manuel López Obrador, Nuestro Estado hará presencia de gala con el Ingeniero Cuitlahuac García Jiménez quien con su cordial asistencia honra y distingue a los profesionales del derecho que nos visitan y reconocen la grandeza cultural y espiritual de esta tierra que con su luz y calidez hacen continuas y significativas aportaciones a los valores nacionales.

 

Como Veracruzanos nos sentimos orgullosos de nuestro pasado histórico pues además de los notarios del país, los mismos días en salones alternos sesionaran notarios de todo el mundo integrantes de la Unión Internacional del Notariado entre cuyas figuras organizadoras destaca la del Ex Presidente de esa Unión maestro notario Francisco Samuel Arias González, ejemplar notario veracruzano.

 

Sin ignorar que el notariado es objeto continuo de ataques interesados que pretenden desprestigiar esta noble actividad, es de destacarse que el notariado se encuentra blindado en contra de esos vanos intentos desestabilizadores, observando una conducta intachable en su desempeño y una continua profesionalización,  lo que le a permitido sobrevivir por varios siglos por encima de las calumnias y de los intentos oligárquicos por destruirlos para imponer figuras substitutas que los desplacen y que les permita a los gobiernos corruptos colocarse por encima de la verdad que para los notarios es sagrada.

 

Finalmente, pronosticamos que Los trabajos notariales de Veracruz serán un éxito, pues en conjunto sus asistentes abrevaran de sus sabios exponentes los conocimientos y la fortaleza necesaria para seguir adelante en su quijotesca misión, contribuyendo en el futuro a una substancial evolución de esa actividad. De ahí emanara el espíritu señero que guiara los pasos siempre patrióticos de su colaboración comprometida con el presente y el porvenir en la construcción  de una nación grandiosa, independientemente de los colores que rijan su destino con la certeza de un Estado de Derecho solido y preciso que garantice y promueva la felicidad y bienestar de todos los Mexicanos.- Por el bien de la causa.

luciano_blanco_gonzalez@hotmail.com

Posted in Columnas

asda VF
mayo 12th, 2019 by ElPoliticoVeracruz

 

El pasado 30 de marzo del presente año, el presidente de la Republica el Lic. Andrés Manuel López Obrador hizo una gira por el norte del estado de Veracruz, para dar arranque a los programas sociales como son: Sembrando Vida, Adultos Mayores,  Jóvenes Construyendo el Futuro, donde entregó de manera simbólica las tarjetas donde se depositará el apoyo a los beneficiarios. Y como es su estilo, volvió a arremeter contra las organizaciones “Emiliano Zapata y la Antorcha mundial” haciendo clara alusión al Movimiento Antorchista Nacional y el fin de los intermediarios. Como es de esperar, hizo señalamientos sin portar la más mínima prueba de sus dichos a sus acusados, abusando una vez más de su envestidura, violando flagrantemente los derechos de los ciudadanos para organizarse y su derecho a defenderse que consagran los artículos octavo y noveno de nuestra Constitución.

En su momento, el Ing. Samuel Aguirre Ochoa, dirigente de Antorcha en Veracruz,  dio puntual contestación negando categóricamente las acusaciones del presidente de la República y explicó el fondo de las acusaciones contra los antorchistas. En síntesis, nos encontramos con el presidente más hostil contra Antorcha y nos ataca porque es la única organización que está tratando de educar políticamente a las clases trabajadoras del país, para quitarse el yugo explotador de las clases dominantes a las que representa López Obrador. Ese es el verdadero fondo.

Pero regresando a la visita del presidente a Tantoyuca y la entrega de las “tarjetas” (que en realidad fueron órdenes de pago), revisemos la promesa de dar $800 pesos mensuales a “todos” los jóvenes de preparatoria a través de las Becas «Benito Juárez” y el uso faccioso que le están dando el presidente y su partido MORENA a los recursos de la nación. Así como el descontento de la sociedad por la manera tan injusta de entregar estos apoyos y quitar programas elementales como el programa Prospera del que vivía el 85% de la población indígena en Tantoyuca y que ahora se quedó sin sustento, así como de las estancias infantiles y el despido masivo de los trabajadores. Todos estos elementos que se están convirtiendo en una bomba de tiempo y si no se corrige terminará en un estallido social.

De acuerdo al Anuario Estadístico de la Secretaria de Educación en el Estado de Veracruz en el ciclo escolar 2018-2019, Tantoyuca tiene 45 bachilleratos beneficiados con 5,305 alumnos que estudian en estos centros. Y según, la Secretaria de Bienestar en el municipio, en la última semana de marzo se entregaron 2,630 órdenes de pagos por concepto de $ 1,600.00 pesos que corresponden a dos meses de la beca. Esto quiere decir, que se pagó sólo al 49.6 % de los estudiantes y faltan 2,675 (50.4%) jóvenes por recibir su pago. Y a casi dos meses de distancia los estudiantes se preguntan cuándo van a recibir su beca y nadie da respuesta, mucho menos solución.

La sociedad debe cuestionar la política de la nueva administración entre lo que se dice y lo que hace.  En primer lugar, habría que preguntarse por qué las becas se repartieron dos días antes de la visita del presidente de la república y por qué no se le han entregado las becas a la otra mitad de los estudiantes.

Asimismo, por qué los “Servidores de la Nación” obligaron a los estudiantes a entregar sus datos a cambio de la beca, si ya se habían entregado a través de una aplicación que les arrojó un folio y los hizo acreedores de la beca y sobre todo, por qué estuvieron haciendo la “invitación” abierta para que asistieran a un evento político. ¿No era ésta la queja de los morenos y el presidente con las administraciones pasadas? ¿No fue ésta la causa que generó el repudio del pueblo mexicano con los políticos que usaron los programas sociales para su beneficio personal?

Sin lugar a dudas es una tragedia porque se repite la misma historia, el gobierno y su partido está haciendo uso faccioso de los recursos de los mexicanos para mantenerse en el poder.
Por otra parte, los padres de familia, los maestros y la sociedad en general deben preguntarse ¿Qué criterios científicos o socioeconómicos se siguieron para entregar la beca a los estudiantes? ¿Cuáles son las repercusiones que tiene entregar el dinero y empoderar a los jóvenes? ¿Por qué se entrega la beca a los estudiantes y no a los padres de familia? ¿Acaso los padres también son intermediarios? ¿Cuál será el destino final del dinero entregado? ¿Qué está sucediendo al interior de las escuelas? ¿Qué sentimiento se está generando entre los estudiantes beneficiados y no beneficiados? ¿Qué pasará con los jóvenes a quienes no les llegue su beca?
La respuesta es complicada y sencilla a la vez. La sociedad no debe engañarse, porque esta política gubernamental no tiene criterios científicos ni socioeconómicos, simplemente a tabla rasa es para “todos”. Da lo mismo tener 5 que 10 de calificación, vale lo mismo ser rico y ser pobre. Con la entrega directa a los estudiantes se quitan a los padres de familia como intermediarios y por ende se desconoce su autoridad económica y moral. Esto convierte al muchacho en un sujeto fácil de manipular ante sus necesidades materiales y espirituales; presa fácil de las adicciones, la violencia, el sexo prematuro y votante potencial hacia quien le entrega el dinero.
Así de perversa es la Cuarta Transformación, sin escrúpulos para garantizar a los votantes que necesitará en las elecciones del 2021. Tan perversa que es capaz de corromper a la juventud a cambio de sus intereses mezquinos por perpetuarse en el poder a través de la limosna oficial.

Ahora que ya es un compromiso con todos los jóvenes del país, Antorcha exige el pago inmediato a todos los estudiantes de las preparatorias con el retroactivo a los que faltan, pero sobre todo exigimos que se dote a las escuelas de laboratorios, bibliotecas, talleres, computadoras, internet, baños dignos, comedores, seguro de vida y todos los elementos que le permitan a los estudiantes desarrollarse de manera integral. Además exigimos al gobierno federal que no haga uso faccioso de los recursos para hacer culto a la figura presidencial y se haga a un lado su perverso afán por corromper a los jóvenes. La sociedad debe entender que estamos a tiempo para corregir esta política equivocada.

Antorcha no está en contra de los apoyos a los estudiantes, es más, exige que se le dé una verdadera educación laica, gratuita y de calidad como lo estipula el artículo tercero de nuestra Constitución y exigimos que se incremente el presupuesto a este rubro como lo recomienda la OCDE. Es más, nuestra organización encabezará la lucha  de los becados porque se está cometiendo un acto de injusticia en contra del estudiando, extendemos nuestra mano para los que estén dispuestos a luchar.

Posted in Columnas

asda VF
mayo 10th, 2019 by ElPoliticoVeracruz

Luciano Blanco González

La incertidumbre política en México existe para el que no la quiere ver o no quiere darse cuenta de que vivimos tiempos de transformación que necesariamente se enmarcan en nuevos estilos y formas que en nada se parecen a los actuares recientes de la administración pública en la que todo se podía arreglar con dinero, con una palanca o con dadivas de distinta naturaleza, siendo regla general que con dinero todo se podía arreglar, menos la muerte, fuera de ello hay rumbo, hay guía pero lo que si nos conmociona es el brusco viraje del barco, es la ruptura de viejos rituales y costumbres.

Sufrimos porque ya no existe el clásico chocholeo a los inconformes con algún tema, ya no existe el apapacho a los dolidos, se acabo la pomada sanadora para curar las cicatrices de quienes se sentían afectados por alguna decisión, ahora el Presidente López Obrador, utiliza un lenguaje directo y a veces agresivo para explicar el por qué de sus decisiones políticas a quienes lo cuestionan y que antes por ser las vacas sagradas de la intelectualidad, del periodismo y del poder económico se les trataba con una sutil retorica de contentillo para suavizar el lenguaje critico o cuestionador y para evitar las dudas o confrontaciones que terminaban con un abrazo en el café con los personeros presidenciales previo acuerdo de favores y distinciones.

Ese lenguaje presidencial ha producido profundos distanciamientos y relaciones ríspidas con conocidos personajes de la política y del periodismo que en lugar de honores y reconocimientos reciben en su delicada y sensible piel el minimizante descalificativo que a algunos los apachurra y a otros los motiva para seguir viendo que todo está mal, que esto no tiene remedio, que nos estamos hundiendo y que el país a llegado a un punto de crisis del cual ya no hay retorno.

El presidente pica las víboras a sabiendas de que su veneno no le hace daño, porque su inmunidad formada por millones de mexicanos que lo respaldan curaran con aplausos para fortalecerlo, cualquier intento de rasparlo, juega con ellos al gato y al ratón a sabiendas de que terminara derrotándolos.

Y en verdad tenemos que creer en ese hombre bien intencionado, que no hay duda está desarrollando un plan económico estratégico basado en la austeridad y en el combate a la corrupción que cuando comencemos a ver los frutos sorprenderá a la nación por los enormes alcances que se prevén.

Como si fuera un delirio, o como tratándose de agarrar de una falsa asidera con la intención de sostenerse, ha dicho reiteradamente el Presidente que el país alcanzara un crecimiento del 4 % anual aun cuando todos los pronósticos le son adversos, pues el producto interno bruto apenas alcanza el 1.5, el empleo a caído en un 27 %, la inversión se ha contraído, la bolsa de valores no repunta, el crecimiento del país se ha detenido, no hay inversión pública ni privada, la recaudación fiscal a decaído y sin embargo Manuel se burla y desdeña todos los señalamientos que los expertos le hacen sobre la materia y parece decirles con su sonrisa, la que nadie interpreta ni escucha. Su gesto parece decirles, espérense tantito les tengo una sorpresita, se van a ir para atrás, ya verán, ya verán.

 

Si nos atrevemos a incursionar en todas las medidas económicas que a tomado, nadamas por encimita podemos pensar que Andrés Manuel acumula un inmenso caudal monetario, proveniente de los enormes ahorros que en gastos suntuarios e innecesarios se hacían, como los viajes al extranjero y al interior del país, el mantenimiento y combustibles de aviones, helicópteros y vehículos, gastos y rentas de celulares, el mantenimiento excéntrico de todo el Estado Mayor Presidencial, las pensiones presidenciales, la supresión de programas sociales y de delegaciones federales, el recorte de personal y la fusión de Secretarias, la rebaja de salarios, todo el ahorro proveniente del huachicoleo y el no al subsidio de la prensa, a las organizaciones no gubernamentales, a las estancias infantiles, a los comedores comunitarios entre otros.

 

Y aun con ello se mantiene una economía estable sin devaluaciones ni variantes graves, los mercados con una ligera e imperceptible inflación, la banca creciendo, el dólar y la gasolina sin sobresaltos.

 

Lo que nos obliga a preguntarnos ¿Cómo le va a hacer el presidente para revertir la caída del Producto Interno Bruto y poder alcanzar un crecimiento estimado del 4%,? Sin afirmarlo, puede consistir en un viraje que está a punto de dar en materia financiera el gobierno federal para la construcción de infraestructura en todas las áreas, se colige así por la contracción del gasto público  hasta ahora inclusive en áreas urgentes como el sector salud en el que a pesar de las necesidades urgentes en la mayoría de clínicas y de hospitales prevalece un desesperante desabasto de medicinas y de material de curación.

 

La inversión pública de los millones de pesos programados y hasta ahora ahorrados, que se ve venir en caminos, carreteras, puentes, hospitales escuelas, oficinas, aeropuertos, refinerías, vías ferroviarias, instalaciones deportivas, acueductos, gasoductos, sistemas de agua potable, redes de energía eléctrica es de una magnitud y trascendencia nunca vista,  esto reactivara la economía en el comercio de materiales de construcción, transporte, maquinaria, e insumos así como las constructoras, el boom será histórico e incentivara a los empresarios también a invertirán y entre ambos sectores generaran miles de empleos y consecuentemente de satisfactores, no hay de otra y recordemos que el propósito del presidente es la de generar con el  plan de desarrollo un esquema de bien estar y progreso que será ejemplo internacional.

 

Definitivamente no hay milagros, pero nos consta que el presidente posee una voluntad férrea para lograr los fines que se propone enfrentándose inclusive a lo imposible ya lo ha demostrado en varias ocasiones por eso cuando anuncia que en 6 meses se comenzaran a ver los resultados de su estrategia contra la violencia y por la seguridad, tenemos que creerle, porque en ello le va la palabra , el honor y el prestigio, no podemos descalificar de inicio un propósito que está fundamentado en el hecho de que ahora cuenta con herramientas materiales y jurídicas precisas con las que hasta ahora no contaba, como la Guardia Nacional las leyes relativas, funcionarios con una nueva mentalidad educados y formados con la mística de la cuarta transformación, dispuestos a servir sin prestarse a corruptelas de ninguna índole.

 

Ya no hay pretexto, lo que tenemos que hacer es convencer a los gobernadores y ediles de todos los estados y municipios para que coadyuven, la solución debe de comenzar por nosotros mismos y no dejar solas a las autoridades, cada acto de autoridad contra la delincuencia debemos de apoyarlos, seguros de que es un paso adelante para reconquistar la paz y la tranquilidad a la que el presidente se está comprometiendo.

 

A quienes menos les conviene la nueva política de seguridad, por egolatría y por sentirse mejores descalificaran el legal actuar de las fuerzas armadas con la intención de paralizarlas y regresarlas a los cuarteles, sería un grave error de la sociedad recluirse en sus hogares y auto secuestrarse presas del miedo, la sociedad debe de exigirle al presidente que cumpla con su compromiso, es el único camino para salir adelante.

 

En fin que la seguridad pública y el crecimiento económico son ya compromisos presidenciales que esperamos se cumplan a cabalidad en el entendido de que también debemos de adecuarnos al virage de la política que sin contentillo practica el presidente con sus detractores porque ese estilo no nos cuesta en publicidad para tener contentos a todos y mantener con ello la imagen de oropel de nuestros gobernantes. Pero nadie baje la guardia, mantengamos vivo el reclamo en contra de los frecuentes abusos del poder, manifestemos nuestra indignación en contra de las simulaciones que continúan cerrando las puertas de oportunidades para todos como el nepotismo y el compadrazgo y no permitamos por ningún motivo que ningún gobernante por poderoso que sea, viole el estado de derecho con memorándums o con libelos que mancillen nuestros derechos contenidos en la carta magna o en la declaración de los derechos humanos.- Por el bien de la causa.

 

luciano_blanco_gonzalez@hotmail.com

Posted in Columnas

asda VF
mayo 5th, 2019 by ElPoliticoVeracruz

Samuel Aguirre Ochoa

Existe un abismo entre la opinión que puso de manifiesto el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, el pasado 22 de abril en una rueda de prensa en el Puerto de Veracruz en torno a la imagen del gobernador Cuitláhuac García Jiménez y los resultados que arrojó la encuesta realizada por la empresa Arias Consultores entre los días 27 y 29 de abril del presente año y que fue publicada hace apenas unos días.

El presidente aseveró “le tenemos toda la confianza al gobernador de Veracruz, a este señor. Miren (mientras le levantaba la mano), para que no le quede duda a nadie, tiene todo el apoyo, todo el respaldo del gobierno federal y le tenemos confianza porque es una gente honesta”. Mientras que la encuesta arrojó resultados diametralmente opuestos, ubicando a Cuitláhuac García como el trasantepenúltimo gobernador peor calificado a nivel nacional, en el lugar número 29 de los 32 estados que conforman el país, con solo el 11.7% de aprobación por parte de sus gobernados.

Los aspectos calificados fueron los siguientes: ¿Qué tanta confianza le inspira el gobernador de su estado?, ¿Considera usted que ha mejorado la confianza de los empresarios para invertir?, ¿Ha mejorado la entrega de apoyos a personas de escasos recursos?, ¿Ha mejorado la obra pública estatal?, ¿Han mejorado los servicios de salud?, ¿Ha mejorado el turismo en el estado?, ¿Ha disminuido la corrupción?, ¿Ha mejorado la seguridad en el estado?, ¿Ha mejorado la economía y el empleo?, ¿Cómo te sientes viviendo en tu estado? y ¿Cómo consideras que es la relación entre el presidente de México y el gobernador de tu estado? Con excepción de este último cuestionamiento, en el que el gobernador salió bien, en todos los demás resultó reprobado. Los porcentajes obtenidos fueron los siguientes: confianza que inspira el gobernador 15.9%, confianza que da a inversionistas 15.1%, mejora en distribución de apoyos 33.9%, en obra pública 19.7%, en servicios de salud 11.7%, en confianza de turistas 13.7%, en combate a corrupción 12.5%, en seguridad 6.4%, en economía y empleo 7.9%, en percepción de seguridad 5.3% y en la relación presidente-gobernador 61%.

Ya se ha dicho mucho del actuar del gobernador. Comentaristas, analistas y politólogos se han expresado al respecto en diversos medios de comunicación. Se ha dicho que el presidente López Obrador ha venido ya en varias ocasiones a Veracruz para apuntalar la débil gubernatura de Cuitláhuac, para tratar de avenir a las distintas corrientes del morenismo veracruzano y de esa forma tratar de frenar la debacle política de ese partido y ganar la mayoría de las diputaciones que estarán en juego en el 2021. No es una novedad este tema, sin embargo, es importante comentarlo con el propósito de sentar una posición al respecto, pues estamos hablando del destino próximo de Veracruz. Un estado con una población de más de 8 millones de habitantes, que ha jugado un papel relevante en la historia de nuestro país, que además cuenta con inmensas riquezas naturales, a pesar de lo cual es el cuarto estado más pobre de México.

Gobernar Veracruz implica no sólo una gran responsabilidad, sino también poseer conocimiento del estado, de su geografía, de su historia, de su potencial económico y de sus graves problemas (es un estado de grandes contrastes, pues la riqueza coexiste con la pobreza más lacerante); de las diferencias regionales, sociales y culturales, etc. Se requiere de una o de varias mentes integradoras, capaces de comprender el todo y sus partes; que conozca y respete las distintas corrientes políticas en el estado y que sea capaz de integrarlas a todas en el impulso de su desarrollo. Veracruz no puede ser dirigido por un gobierno sectario y dogmático, por su alto grado de complejidad.

Ahora bien, se han oído voces planteando que el Ingeniero Cuitláhuac García no estaba preparado para ser gobernador, es más, se ha dicho que ganó las elecciones impulsado por el efecto López Obrador no por su propio prestigio; su secretario de gobierno no ha vivido en Veracruz la mayor parte de su vida y tampoco tiene experiencia en la administración pública y muchos de los funcionarios del gabinete son ex priistas.

En los pasillos de las oficinas se habla de nepotismo y de corrupción en las dependencias (diezmo), de que las licitaciones no son transparentes y lo más preocupante, es que en el plan veracruzano de desarrollo no queda claro el rumbo que tomará Veracruz.

Todo parece indicar que la realidad concuerda con la encuesta realizada por la empresa Arias Consultores y que contradice lo expuesto por el presidente López Obrador, sin embargo, habrá que esperar un poco más para ver los resultados concretos. Por lo pronto, la gente ya está harta de escuchar a los funcionarios y al propio gobernador, culpando de los problemas que hay en el estado a las anteriores administraciones, la gente exige que ya es tiempo de que asuman su propia responsabilidad y resuelvan los graves problemas de Veracruz ya. Para que una cosa sea cierta no basta con que lo diga una persona, aunque este sea el presidente de la República; la verdad se prueba con hechos y con resultados, lo que los veracruzanos están esperando.

El pasado 21 de febrero el Comité Estatal del Movimiento Antorchista en Veracruz entregó al gobernador el pliego petitorio de los asuntos más importantes de los pueblos y colonias en los que hace trabajo; sostuvieron una entrevista con él y acordaron hacer una reunión mensual para ir revisando los avances de los asuntos planteados, pero hasta el momento dichas reuniones no se han llevado a cabo debido a que las mismas no se han agendado, ni tampoco hay avances sustanciales en las distintas secretarías de su gobierno. Si el gobernador realmente quiere evitar la debacle de su administración, debe resolver los problemas de la gente pobre de Veracruz, como los planteados por organizaciones serias y de trabajo como Antorcha Revolucionaria. Debe honrar sus compromisos para que las reuniones que ofreció se hagan de inmediato y los asuntos planteados en el pliego petitorio sean tomadas en cuenta en el programa estatal de obras.

Posted in Columnas

asda VF
mayo 2nd, 2019 by ElPoliticoVeracruz

Homero Aguirre Enríquez

 

La carencia de vivienda adecuada es uno de los rasgos más claros y dolorosos de la inmensa pobreza que padecen millones de mexicanos como resultado del modelo económico neoliberal, que es altamente concentrador de riqueza en pocas manos y empobrecedor de la mayoría de trabajadores. Millones de familias viven hacinadas en “casas” de varas o construidas con desechos industriales, sin servicios, ubicadas a decenas de kilómetros de donde trabajan sus habitantes y muy lejos de centros de salud o escuelas.

Se esperaría que un gobierno que llegó al poder ofreciendo una transformación radical a favor de los más pobres no podría dejar sin presupuesto estos programas de apoyo a la vivienda. Eso hacía el neoliberalismo, obsesionado por la ganancia e indiferente a los dolores humanos, pero no hace mucho el Presidente López Obrador le extendió un certificado de defunción a esa peste social y económica, por lo es necesario revisar lo que la “Cuarta Transformación” le ofrece a la gente pobre y sin vivienda digna en esta época “post-neoliberal”.

El gobierno federal morenista no tiene empacho en declarar que tiene claro como debiera ser la vivienda adecuada y dedica largas parrafadas a describirla en documentos oficiales y en declaraciones a granel; cita por extenso estadísticas como las del CONEVAL donde se dice, por ejemplo, que “hay rezago en más de 14 millones de viviendas en el país” y  “73.6 millones de mexicanos, se encuentran prácticamente excluidos del mercado formal de vivienda al no percibir ingresos por hogar equivalentes a más de cinco salarios mínimos”; junto con eso dice que es una obligación del Estado mexicano “promover, respetar, proteger y garantizar el derecho de la población mexicana a una vivienda adecuada”.

A nivel de discurso suena muy bien, pero construir las millones de habitaciones faltantes requiere cemento, block y otros materiales mucho más tangibles que la saliva de los discursos y el papel de las declaraciones y diagnósticos; necesita un volumen de recursos públicos que el nuevo gobierno no programó ni piensa programar. Resolver a fondo este problema implica una nueva política económica que contenga mayores cargas fiscales a los grandes concentradores de riqueza y un aumento salarial sustancial a millones de trabajadores. Nada de eso aparece en la política de López Obrador, quien le ha apostado todo a la entrega de pequeñas cantidades de dinero en tarjetas que a diario agita en los templetes (pero que no han llegado a la mayoría de los beneficiarios), a cambio de que la gente renuncie a cualquier otra petición, trátese de servicios públicos o, como en este caso, subsidios públicos para adquirir aunque sea un cuarto.

Para comprobar que no habrá ninguna transformación amplia y profunda en la vida cotidiana de millones de familias que viven hacinadas, en casas de varas, carrizos, cartón o madera recogida en la basura, basta revisar lo presupuestado este año para vivienda social, es decir, con cuánto dinero cuentan aquellos programas que atendía el extinto Fonhapo, que consistían principalmente en construcción de cuartos adicionales o en mejorar en algo la vivienda de la gente más pobre del país, programas que de por sí ya eran muy limitados, pues contaban con muy pocos recursos, constituía un via crucis para cualquier solicitante obtener un apoyo y en ningún año del sexenio anterior se rebasó los 150 mil beneficiarios, en un país donde hay millones sin casa digna.

Con el gobierno de la “Cuarta Transformación” la situación va empeorar. Si consideramos que el año pasado el gobierno ejerció cerca de 2,792 millones en vivienda social para todo el país, con lo que si acaso alcanzó a construir 104 mil cuartos de 27 mil pesos cada uno; lo que en 2019 destinará a la vivienda social el gobierno de Morena da apenas un total de 1, 726 millones, casi mil millones menos, que si se destinaran íntegros a construir pequeños cuartos con un costo de 27 mil pesos cada uno, apenas alcanzaría a beneficiar con una habitación adicional a 64 mil familias. Si ese es el ritmo de atención y el volumen de recursos que le destinará el gobierno morenista a resolver este problema, cuando termine el sexenio de López Obrador habrá más mexicanos sin casa que cuando él asumió el poder. A manera de consuelo y bola de humo, el gobierno propagandiza “otros números”, pues a cambio de desmantelar los subsidios para construir habitaciones para los más pobres dice que apoyará el desarrollo de 15 ciudades y reconstruirá casas destruidas por los sismos, todo ello necesario pero que debiera financiarse con otras partidas ahora desaparecidas por López Obrador para financiar las tarjetas.

En ese contexto tan preocupante por el desmantelamiento casi total de los escasos programas de apoyo a la vivienda popular, en donde los funcionarios del ramo debieran estar interesados en encontrar recursos por lo menos para no hacer el ridículo, leí las declaraciones del subsecretario de la Sedatu, Armando Rosales García, cuyas credenciales académicas sugieren un hombre preparado en el area de arquitectura, pero que por razones que es fácil imaginar incursionó en el oficio de arlequín y, sin más datos o argumentos probatorios, dijo a un reportero de un medio nacional que “ya no estamos dando recursos a las viejas organizaciones de caracter clientelar”. Y agregó, en imitación más servil que jocosa de las calumnias y apodos que injustamente nos ha lanzado el Presidente: “Ya no hay dinero para la ‘Antorcha de la luz del mundo’ y algunas organizaciones que conocemos y al final de cuentas les llegaba a los líderes esos recursos y ya después no aterrizaba en las personas (sic) de manera directa”.

Lo hemos dicho y lo repito a manera de respuesta al calumniador en turno: los antorchistas hemos sido activos gestores de programas de vivienda y, sin dejar de insistir en la urgencia de un nuevo y equitativo modelo económico, hemos luchado porque en el presupuesto federal  de cada año se incluyan recursos para que el gobierno atienda este grave problema; miles de mexicanos construyeron aunque sea un cuarto gracias a esas luchas sociales que hemos encabezado; espero que el subsecretario sepa que las reglas de operación no contemplaban que las organizaciones, ni Antorcha ni cualquier otra, recibieran recursos directos. Nunca recibimos recursos directos y “moches” ni eso es lo que pedimos ahora. Si lo sabe y de todos modos nos acusa, se comprueba que se comporta como calumniador. Si no lo sabe, le recomiendo que estudie más y “aterrice” sus ideas; sobre todo, que se preocupe de cómo va a atender la demanda de cientos de miles de mexicanos, antorchistas y no antorchistas, que le reclamarán atención y verdaderas soluciones a sus carencias de vivienda. De una cosa estoy seguro, los antorchistas no renunciaremos a nuestro derecho a organizarnos para hacer realidad los derechos constitucionales, entre ellos el derecho a la vivienda digna. A esa lucha civil y pacífica por un derecho constitucional convocamos a todas las organizaciones y a todos los mexicanos.

Posted in Columnas

asda VF
mayo 2nd, 2019 by ElPoliticoVeracruz

Luciano Blanco González

 

La incertidumbre política en México existe para el que no la quiere ver o no quiere darse cuenta de que vivimos tiempos de transformación que necesariamente se enmarcan en nuevos estilos y formas que en nada se parecen a los actuares recientes de la administración pública en la que todo se podía arreglar con dinero, con una palanca o con dadivas de distinta naturaleza, siendo regla general que con dinero todo se podía arreglar, menos la muerte, fuera de ello hay rumbo, hay guía pero lo que si nos conmociona es el brusco viraje del barco, es la ruptura de viejos rituales y costumbres.

 

Sufrimos porque ya no existe el clásico chocholeo a los inconformes con algún tema, ya no existe el apapacho a los dolidos, se acabo la pomada sanadora para curar las cicatrices de quienes se sentían afectados por alguna decisión, ahora el Presidente López Obrador, utiliza un lenguaje directo y a veces agresivo para explicar el por qué de sus decisiones políticas a quienes lo cuestionan y que antes por ser las vacas sagradas de la intelectualidad, del periodismo y del poder económico se les trataba con una sutil retorica de contentillo para suavizar el lenguaje critico o cuestionador y para evitar las dudas o confrontaciones que terminaban con un abrazo en el café con los personeros presidenciales previo acuerdo de favores y distinciones.

 

Ese lenguaje presidencial ha producido profundos distanciamientos y relaciones ríspidas con conocidos personajes de la política y del periodismo que en lugar de honores y reconocimientos reciben en su delicada y sensible piel el minimizante descalificativo que a algunos los apachurra y a otros los motiva para seguir viendo que todo está mal, que esto no tiene remedio, que nos estamos hundiendo y que el país a llegado a un punto de crisis del cual ya no hay retorno.

 

El presidente pica las víboras a sabiendas de que su veneno no le hace daño, porque su inmunidad formada por millones de mexicanos que lo respaldan curaran con aplausos para fortalecerlo, cualquier intento de rasparlo, juega con ellos al gato y al ratón a sabiendas de que terminara derrotándolos.

 

Y en verdad tenemos que creer en ese hombre bien intencionado, que no hay duda está desarrollando un plan económico estratégico basado en la austeridad y en el combate a la corrupción que cuando comencemos a ver los frutos sorprenderá a la nación por los enormes alcances que se prevén.

 

Como si fuera un delirio, o como tratándose de agarrar de una falsa asidera con la intención de sostenerse, ha dicho reiteradamente el Presidente que el país alcanzara un crecimiento del 4 % anual aun cuando todos los pronósticos le son adversos, pues el producto interno bruto apenas alcanza el 1.5, el empleo a caído en un 27 %, la inversión se ha contraído, la bolsa de valores no repunta, el crecimiento del país se ha detenido, no hay inversión pública ni privada, la recaudación fiscal a decaído y sin embargo Manuel se burla y desdeña todos los señalamientos que los expertos le hacen sobre la materia y parece decirles con su sonrisa, la que nadie interpreta ni escucha. Su gesto parece decirles, espérense tantito les tengo una sorpresita, se van a ir para atrás, ya verán, ya verán.

 

Si nos atrevemos a incursionar en todas las medidas económicas que a tomado, nadamas por encimita podemos pensar que Andrés Manuel acumula un inmenso caudal monetario, proveniente de los enormes ahorros que en gastos suntuarios e innecesarios se hacían, como los viajes al extranjero y al interior del país, el mantenimiento y combustibles de aviones, helicópteros y vehículos, gastos y rentas de celulares, el mantenimiento excéntrico de todo el Estado Mayor Presidencial, las pensiones presidenciales, la supresión de programas sociales y de delegaciones federales, el recorte de personal y la fusión de Secretarias, la rebaja de salarios, todo el ahorro proveniente del huachicoleo y el no al subsidio de la prensa, a las organizaciones no gubernamentales, a las estancias infantiles, a los comedores comunitarios entre otros.

 

Y aun con ello se mantiene una economía estable sin devaluaciones ni variantes graves, los mercados con una ligera e imperceptible inflación, la banca creciendo, el dólar y la gasolina sin sobresaltos.

 

Lo que nos obliga a preguntarnos ¿Cómo le va a hacer el presidente para revertir la caída del Producto Interno Bruto y poder alcanzar un crecimiento estimado del 4%,? Sin afirmarlo, puede consistir en un viraje que está a punto de dar en materia financiera el gobierno federal para la construcción de infraestructura en todas las áreas, se colige así por la contracción del gasto público  hasta ahora inclusive en áreas urgentes como el sector salud en el que a pesar de las necesidades urgentes en la mayoría de clínicas y de hospitales prevalece un desesperante desabasto de medicinas y de material de curación.

 

La inversión pública de los millones de pesos programados y hasta ahora ahorrados, que se ve venir en caminos, carreteras, puentes, hospitales escuelas, oficinas, aeropuertos, refinerías, vías ferroviarias, instalaciones deportivas, acueductos, gasoductos, sistemas de agua potable, redes de energía eléctrica es de una magnitud y trascendencia nunca vista,  esto reactivara la economía en el comercio de materiales de construcción, transporte, maquinaria, e insumos así como las constructoras, el boom será histórico e incentivara a los empresarios también a invertirán y entre ambos sectores generaran miles de empleos y consecuentemente de satisfactores, no hay de otra y recordemos que el propósito del presidente es la de generar con el  plan de desarrollo un esquema de bien estar y progreso que será ejemplo internacional.

 

Definitivamente no hay milagros, pero nos consta que el presidente posee una voluntad férrea para lograr los fines que se propone enfrentándose inclusive a lo imposible ya lo ha demostrado en varias ocasiones por eso cuando anuncia que en 6 meses se comenzaran a ver los resultados de su estrategia contra la violencia y por la seguridad, tenemos que creerle, porque en ello le va la palabra , el honor y el prestigio, no podemos descalificar de inicio un propósito que está fundamentado en el hecho de que ahora cuenta con herramientas materiales y jurídicas precisas con las que hasta ahora no contaba, como la Guardia Nacional las leyes relativas, funcionarios con una nueva mentalidad educados y formados con la mística de la cuarta transformación, dispuestos a servir sin prestarse a corruptelas de ninguna índole.

 

Ya no hay pretexto, lo que tenemos que hacer es convencer a los gobernadores y ediles de todos los estados y municipios para que coadyuven, la solución debe de comenzar por nosotros mismos y no dejar solas a las autoridades, cada acto de autoridad contra la delincuencia debemos de apoyarlos, seguros de que es un paso adelante para reconquistar la paz y la tranquilidad a la que el presidente se está comprometiendo.

 

A quienes menos les conviene la nueva política de seguridad, por egolatría y por sentirse mejores descalificaran el legal actuar de las fuerzas armadas con la intención de paralizarlas y regresarlas a los cuarteles, sería un grave error de la sociedad recluirse en sus hogares y auto secuestrarse presas del miedo, la sociedad debe de exigirle al presidente que cumpla con su compromiso, es el único camino para salir adelante.

 

En fin que la seguridad pública y el crecimiento económico son ya compromisos presidenciales que esperamos se cumplan a cabalidad en el entendido de que también debemos de adecuarnos al virage de la política que sin contentillo practica el presidente con sus detractores porque ese estilo no nos cuesta en publicidad para tener contentos a todos y mantener con ello la imagen de oropel de nuestros gobernantes. Pero nadie baje la guardia, mantengamos vivo el reclamo en contra de los frecuentes abusos del poder, manifestemos nuestra indignación en contra de las simulaciones que continúan cerrando las puertas de oportunidades para todos como el nepotismo y el compadrazgo y no permitamos por ningún motivo que ningún gobernante por poderoso que sea, viole el estado de derecho con memorándums o con libelos que mancillen nuestros derechos contenidos en la carta magna o en la declaración de los derechos humanos.- Por el bien de la causa.

 

luciano_blanco_gonzalez@hotmail.com

Posted in Columnas

asda VF
abril 25th, 2019 by ElPoliticoVeracruz

Luciano Blanco González

 

A los Mexicanos nos invade a cada momento una gran angustia por la inseguridad que se vive, todos tenemos miedo por nuestra vida, por nuestra familia, por los amigos y por la sociedad, todos corremos a poner candados y cadenas a nuestras puertas, subimos las bardas los que pueden las electrifican, colocamos cámaras con la ilusión de avizorar cualquier peligro, espiamos nerviosos los movimientos del exterior de los comercios y de las casas en la periferia de nuestros hogares, cuando salimos desde que ponemos el primer pie en la calle exploramos sigilosamente el contorno para observar todos los movimientos y cualquier desconocido nos pone en alerta de peligro, caminamos protegiéndonos con un ojo avizor a los viandantes y vehículos, observamos, no cabe duda somos presa del pánico, todos sufrimos el pánico del acecho y la persecución, parecemos ratones cuidándonos del gato, sabemos que somos presa fácil de la fiera hambrienta de saciar sus instintos, la fiera ya esta cebada y nada la detiene, para ellas no hay reja capaz de someterla, los domadores también se andan escondiendo, le temen y la rehúyen por más que alardeen de fuerza, de poder y de ganas, el pueblo percibe que el gobierno es incapaz y está fallando.

 

Crispa  el nervio la ráfaga continua de noticias sobre la violencia, con referencia de escenas macabras que ofenden la naturaleza humana, cuando leemos u oímos noticias insólitas que nos reflejan las barbaries que se cometen en esta sociedad o titulares llenos de sangre que estremecen y espantan con encabezados que refieren crímenes horribles de ancianos indefensos, de tiernos  niños, de frágiles mujeres, de conocidos matrimonios que se encontraban reposando tranquilos en sus hogares en el fraccionamiento Fifí o en la colonia popular, divirtiéndose en un centro nocturno, en un centro de recreación familiar, bar o balneario, campus universitario o campo deportivo, restaurant o fonda, plaza comercial o tianguis, jardín de niños o universidad, callejón o avenida, oficina pública o despacho privado, industria o taller artesanal, empresa o changarro, donde sea, no importa en cualquier lugar estamos expuestos al asalto, a la extorsión, al secuestro, al asesinato con balas, con cuchillo, con gasolina, con fuego, con saña inaudita que nos hace temblar de miedo por solo pensar que podemos ser las próximas víctimas, por lo mismo ya no somos libres, estamos condenados a vivir sumisos y aletargados, resignados con sufrimiento por vivir expuestos a lo que dios diga, aunque este parece vencido por las fuerzas del mal y sordo a las inútiles plegarias y ruegos de sus fieles. Esto parece un castigo divino.

 

Lo lamentable es que quienes tienen la responsabilidad de gobernar y consecuentemente de protegernos, parece que vivieran en otros planetas, se comportan ante los acontecimientos como si vivieran en otro mundo y en otra sociedad, negando inclusive los hechos obvios, afirmando que la criminalidad es entre bandas del crimen organizado y que se están matando entre ellos, para mayor convicción de sus argumentos los identifican, hablan con tanta certeza que  saben a qué organización pertenecen, dan los nombres de las bandas que operan en el territorio y uno se pregunta si saben quiénes son y donde están por qué no actúan en lugar de estar dando justificaciones inútiles que solo ponen de relieve su interés por conservar el puesto y enaltecer un prestigio del que ya de ante mano carecen.

 

La intranquilidad la refieren como si no existiera y todo fuera producto de la imaginación o inventado, sus respuestas y sus lenguajes envolventes tienden a pintarnos mundos ideales de tranquilidad para hacernos creer que todo lo que sucede es por lamentable excepción y que a nosotros nunca nos va a tocar,  pues cuando se les inquiere sobre el tema aseguran con un lenguaje que ofende al intelecto y como si nos estuvieran haciendo un gran favor, afirman que la violencia y los secuestros disminuyen gracias a la actividad preventiva que realizan sus policías y que los responsables de investigar e identificar a los infractores son de otra instancia escurriendo el bulto del muerto a otra parte y finalmente hacemos lo que quieren nuestros altos y dignos funcionarios, exculparlos de su responsabilidad y casi les aplaudimos su sabio explicar y sus consoladoras palabras tan convincentes cuando reseñan que esto es culpa del pasado que nos heredo un cochinero donde delincuencia y autoridad se mezclaban, pero que por fortuna eso ya se acabo, porque ya no hay corrupción y que ahora todo se va a acabar por que ahora ya hay honestidad y que nadie se sienta solo porque para evitar nuevos hechos se va a reforzar la vigilancia. En donde están los cuerpos de elite contra el crimen.

 

Tarados como estamos,  batimos palmas ante tan geniales y conmovedoras explicaciones que nos pintan escenarios de excepción y nos prometen  matizadas con la presencia masiva de militares y de policías portando armas y equipo de guerra que solo espantan al pueblo por que los delincuentes se pasean en sus narices con alardes de fuerza que tal parece inhiben y aterran a las  fuerzas armadas, porque ante tal portento y la falta de apoyo de la opinión pública, del sistema jurídico y de sus superiores siempre dispuestos a castigar al policía o militar que actúa en cumplimiento de su deber, prefieren no enfrentarlos y no actúan aun cuando están preparados y dispuestos a combatirlos, exponiendo inclusive su propia vida, pero la experiencia les dice que en esta sociedad controvertida nadie los va a apoyar, por el contrario si usan la fuerza para someter a los agresores, si responden, injustamente  los van a señalar despiadamente como abusivos o como criminales, terminando en el mejor de los casos cesados de su trabajo, investigados y finalmente en las celdas.

 

La estrategia presidencial en materia de seguridad, hasta ahora ha fracasado, el tono tierno y paternal del presidente para que los malandros abandonen el camino del mal, lo han tomado ellos como una invitación, su tono amigable y conciliador lo interpretan como una debilidad del Estado Mexicano, solo ha servido como levadura para multiplicarlos.

 

El Presidente sabía muy bien que los delincuentes ahí estaban, no lo supo cuando llego, lo sabe desde sus fragorosas campañas presidenciales, cuando asumió el cargo respiramos profundo, esperábamos una respuesta firme a la demanda generalizada de protección, de ayuda contra el crimen para poder circular libremente por las calles y caminos de México. Seguimos esperando y tenemos confianza porque a López Obrador todo le sale bien, a regañadientes a logrado el apoyo unánime del Congreso para crear la Guardia Nacional con nuevos elementos y con nuevo andamiaje jurídico, esperamos un debut espectacular y definitivo de estas fuerzas organizadas y creadas por la Cuarta Transformación.

 

López Obrador, se ha negado a utilizar con contundencia a las fuerzas armadas porque no quiere convertirse en un represor a la manera de Felipe Calderón o Peña Nieto, no quiere pasar a la historia como tales y da la impresión de que está cuidando su imagen como hombre progresista y revolucionario, está liberando a los maestros bloqueadores de calles y carreteras, a líderes de masas como los ecologistas, dirigentes obreros y campesinos, pero descuida el flanco más importante que es el de cumplir con su obligación de brindar seguridad al pueblo en general aplicando la ley.

 

No hay de otra Señor Presidente, ningún conflicto social de esta naturaleza y de esta magnitud se ha resuelto con la ternura que dimana de sus palabras y con la que espera apacentar al lobo feroz cual Francisco de Asís, recuerde que en el hombre hay mala levadura y a usted le corresponde focalizarlos y extraerlos del entorno social para que no continúen causando daños mayores.

 

A menos que sea una estrategia para tener de rodillas a la clase Fifí que es contra quienes más se ensañan los criminales que dirigen sus armas principalmente contra los periodistas,  los empresarios, los ganaderos, los comerciantes y contra los miembros y funcionarios de otros partidos diferentes a los suyos, así vemos comercios cerrados, locales y casas en renta o en venta, ranchos abandonados, carros y locales quemados, tanto que pueblos que eran grandes ahora están abandonados, sus propietarios si han podido han emigrado a otros lugares huyendo de la extorsión y del crimen, corriendo a refugiarse en las grandes ciudades con la esperanza de perderse en el anonimato protector, cualquiera creería que esta magnificando la herencia maldita para luego llegar él como el salvador y lucirse con resultados efectivos para que todo mundo adore su grandeza como constructor de la paz.

 

El Presidente López Obrador es diferente a todos los demás no cabe duda, es idealista, honesto, inteligente, incansable y muy firme en sus ideas que impone con unas estrategias admirables, pero si a esta cualidades sumara una fuerza de voluntad similar a la que aplico en el triunfante operativo en contra del huachicoleo, así, en contra de la delincuencia organizada y tuviera la decisión de vigilar personalmente la aplicación y los resultados de las estrategias de seguridad en cada una de las regiones estaríamos convencidos de que es un verdadero estadista, gobernando preocupado para todos.

 

Finalmente, hoy viene el presidente Andrés Manuel a Veracruz y no viene precisamente a cuidar su imagen, viene para compartir con nosotros la angustia que provoca la creciente inseguridad. Las condolencias a los Minatitlecos, son condolencias también para todos los veracruzanos, esperamos de él, que se comprometa sin palabrerías y sin lucimientos personales, pero con contundencia a aplicar la justicia de los humanos y de las sociedades civilizadas castigando a los infractores que han depredado al estado, él tiene todo el poder para hacerlo, para ello tiene todo el respaldo de la ley, cuenta con los elementos humanos y el equipo suficiente, pero sobre todo cuenta con todo el apoyo de los veracruzanos, solo falta su voluntad para cristalizar este ensueño de seguridad.- Por el bien de la causa.

 

luciano_blanco_gonzalez@hotmail.com

Posted in Columnas

asda VF
abril 24th, 2019 by ElPoliticoVeracruz

 

Por: Aquiles Córdova Morán

No pocos gobernadores y presidentes municipales se niegan a atender y resolver las demandas de sus ciudadanos organizados, escudándose en el argumento “novedoso e irrefutable” de que, “como ha dicho el Presidente de la república”, cada ciudadano debe representarse a sí mismo y el funcionario respectivo debe atenderlos “de uno en uno”. Así lo acaba de declarar, sin inmutarse, el secretario de gobierno del estado de Hidalgo. De esta manera, sostienen, se acabará con el clientelismo electoral y con el enriquecimiento ilícito de falsos líderes que lucran con la pobreza de las masas.

No hay que pensar mucho para descubrir la falacia de semejante “argumento”. Y no hablo solo de la abusiva e indemostrable generalización que, sin despeinarse siquiera, mete en el mismo saco a tirios y troyanos mediante una simple y grosera afirmación, carente de todo sustento. Se trata, además, de que a estas alturas todo mundo sabe que los programas de entrega de dinero a los grupos más vulnerables, haciendo a un lado a “los intermediarios corruptos”, no es más que una gigantesca maniobra clientelar del Presidente y su partido, que buscan, por ese medio, ganarse el agradecimiento y el voto de los beneficiarios. Por eso los censadores son todos de Morena; por eso solo inscriben a los morenistas o a quienes acepten registrarse como tales; y por eso excluyen a cualquiera que no sea de los suyos con el pretexto del combate a los “moches”. Así eliminan el clientelismo electoral ajeno, pero fomentan el suyo.

Se trata también de que, aun aceptando como demostrado el enriquecimiento de todos los líderes de las distintas organizaciones, lo que se pudieran haber robado no representa ni la diezmilésima parte de lo que el Presidente calculó en su campaña como el monto global de la corrupción (entre 600 mil y 800 mil millones de pesos, dijo). Por tanto, hace falta que se nos diga quiénes y por qué vías se llevan esa gigantesca fortuna, y también por qué no hay un solo delincuente de cuello blanco sometido al menos a proceso. Reducirlo todo a la corrupción de los líderes, es tender una cortina de humo para ocultar a los verdaderos saqueadores de la riqueza nacional.

Pero hay algo más de fondo en el rechazo a las organizaciones populares. Es bien sabido que la idea de permitir en serio la libre organización, la libre manifestación y la libre y efectiva participación de las masas en la vida pública de la sociedad, ha sido vista desde siempre como un peligroso error por parte de las clases privilegiadas de cualquier época y de cualquier lugar. Esto se puede rastrear y documentar perfectamente, al menos desde la Atenas de Pericles, siglo V a. C., cuna indisputable de la democracia occidental, hoy todavía escudo y bandera del capitalismo rampante.

En efecto, los constructores de la democracia ateniense tuvieron buen cuidado de dejar fuera de ella a las mujeres y a los esclavos; sobre todo a estos últimos que, en cierto momento, llegaron a ser más que todos los ciudadanos libres de la capital del Ática. Los líderes de esta democracia vieron claro el peligro: los esclavos harían valer su mayoría, conquistarían el poder y acabarían con los privilegios de los esclavistas lo que, a sus ojos, equivalía a demoler todo el edificio social. La solución obvia fue dejarlos fuera del juego democrático.

Cuando la nación norteamericana, recién independizada de Inglaterra (1776), se disponía a elaborar su Constitución Política, la “más democrática del mundo libre” hasta el día de hoy, según opinión de muchos, Madison y Jefferson, cabezas del liberalismo, no tuvieron reparos en advertir que sería erróneo y peligroso crear un sistema que realmente pusiera el poder de la nación en manos de las masas, cosa que indefectiblemente ocurriría si se apegaban estrictamente al principio teórico de un gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo. La masa, argumentó Madison, es ignorante, impulsiva, irresponsable y, por tanto, con el poder en las manos, destruiría todo lo construido con absoluta inconsciencia. Las clases “poseedoras”, en cambio, son todo lo contrario, son el reverso de la chusma; son ellas las que deben gobernar. Hagamos una Constitución que garantice que el poder quedará siempre en manos de las clases superiores. Y así ha sido desde entonces.

En plena Revolución francesa, alarmada la burguesía por los intentos de una clase obrera en ascenso para organizarse en defensa de sus legítimos intereses gremiales, hizo su aparición el abogado Le Chapelier con la propuesta, que fue aprobada de inmediato por la Convención, de sancionar con la pena de muerte a todo “agitador” que tratara de organizar a los trabajadores en contra de sus patrones, con el fin de obligarlos a conceder beneficios “excesivos” abusando de su número. Se trata de la famosa “ley Le Chapelier”, recordada hasta hoy por su ferocidad reaccionaria hacia la organización de las masas populares, obreras en este caso.

Finalmente, quiero referirme a la opinión de Nietzsche, muy elocuente, respecto al tema de que hablo. Como se sabe, este filólogo y filósofo alemán de fines del siglo XIX (murió en 1900, justo cuando despuntaba el siglo XX) dedicó sus mejores esfuerzos a denigrar a las masas y a resaltar, por contraste, las virtudes y potencialidades del individuo excepcional, del hombre superior, del creador y transformador gracias al cual las sociedades avanzan y se elevan a alturas insospechadas, según él. Es un hecho bien establecido que Nietzsche no sabía ni “jota” de economía, y que jamás leyó una sola línea de Marx, a pesar de lo cual sus baterías se enfocaron en contra del socialismo y de su espíritu de justicia social.

Lo que sigue está tomado de la obra de Francisco Gil Villegas “Los profetas y el mesías”, publicada en 1996 por el FCE. “…Simmel afirma explícitamente que, en la modernidad, «los destinados por la naturaleza a mandar (…) descenderán al nivel de la masa» como consecuencia de la “ética social” de esta época, la cual fomenta una tendencia a la «nivelación» donde el hombre se ve obligado «a restringirse a sí mismo en favor de los más bajos». Dentro de esta tendencia general, se coarta la posibilidad del hombre selecto y elevado para superarse y elevar, mediante una creación excepcional, «la altura de los tiempos», al mismo tiempo que se fomenta la mediocridad, al crear la imagen normativa de un comportamiento «medio» para las masas. Nietzsche establece en consecuencia, según Simmel, el siguiente criterio esencial para distinguir al hombre «noble» de la masa vulgar: «la masa quiere “pasársela bien”, quiere seguridad y comodidad (…) El hombre elevado desea la lucha; solo los débiles quieren, por razones obvias, «paz en la tierra»”.

Más abajo, dice Gil Villegas: “Nietzsche veía en la tendencia niveladora de las corrientes democrático-socializantes (…) el camino más seguro para ingresar en la decadencia de los mejores valores de la humanidad. Es decir, todo movimiento social, nivelador y democrático, produce tanto la mediocridad como una decadencia valorativa de la humanidad, porque lleva a la pérdida de los instintos básicos de crecimiento y superación”. La decadencia de la humanidad entera es consecuencia, según esto, de los esfuerzos de las masas por mejorar sus condiciones de vida, acercándose con ello a los estratos “superiores” y arrastrándolos inevitablemente hacia abajo. Nietzsche no sabía nada de economía y le resultó imposible darse cuenta que el “superhombre” vive y prospera solo gracias al trabajo abnegado y mal recompensado de la masa, de la chusma que solo aspira “a pasársela bien”. Pero su instinto de clase no lo engañó; en efecto, el mayor peligro para los “superhombres” radica en “la tendencia niveladora de las corrientes democrático- socializantes”. Solo le faltó lanzar el grito de guerra del fascismo: ¡abajo la democracia popular! ¡Muera el socialismo y la “tendencia niveladora” de las masas!

Y ahora volvamos a nuestro asunto y terminemos. Salta a la vista que lo “nuevo” de la “línea del Presidente” de no tratar con organizaciones reside solo en la ignorancia supina de quienes lo afirman; o tal vez en su intención perversa de impactar al público con esa “novedad” para que la acepten como tal y se resignen a ella. Pero lo más importante es que queda demostrado que el odio hacia la lucha defensiva de las masas ha sido siempre, y es hoy también, bandera de los privilegiados, de la reacción social, de quienes concentran la riqueza y, por necesidad lógica evidente, también el poder político. Nunca de la verdadera izquierda, incluida la de épocas en que este término aún no se conocía. ¿Cómo se explica, entonces, que el gobierno de la 4T, que tiene por lema “Primero los pobres”, despliegue tal hostilidad, abierta y feroz, en contra del derecho de esos pobres a organizarse y defenderse de los abusos en su contra? Los actores de la 4T, ¿se identifican con los “superhombres” de Nietzsche, y creen que les está reservada en exclusiva la iniciativa social y la elevación de la humanidad, dosificando rigurosamente las conquistas de la “chusma” para evitar ser arrastrados por ella? ¿O lo que realmente buscan es mantener y reforzar el statu quo y las masas organizadas, entonces, resultan un estorbo y un peligro para sus fines? La respuesta queda en sus manos, amigo lector.

Posted in Columnas