Antorcha con Meade. ¿Por qué? (breve esbozo).

Más de 2 millones de voces antorchistas en todo el país ahora estarán sumados a la campaña de Pepe Meade después de que él asumiera compromisos con el pueblo y con nuestra organización. Los antorchistas estamos en nuestro derecho y en nuestra libertad de expresar nuestro apoyo a quien queramos, a quien consideramos nos representa mejor y en este momento es justamente Meade.

El hecho de que los antorchistas no apoyemos a AMLO no nos hace inferiores, no nos hace tontos, “borregos”, “acarreados”, “vende patrias” o “pendejos” como algunos fanáticos de AMLO nos llaman. Los antorchistas JAMÁS apoyaremos a alguien que nos ataca frontalmente (AMLO lo hace sistemáticamente, nos acusa sin pruebas de ser el brazo armando del PRI, de condicionar los apoyos, de ser un grupo de choque al margen de la ley, etc.) como se puede ver en su documental “Esto soy” en el minuto 33:40 (en el que incluso miente al decir que se encuentra en Chimalhuacán cuando en realidad se encuentra en el basurero “Mina Barrera” del municipio de Los Reyes La Paz).

Pero hay más, cuando AMLO gobernó el Distrito Federal, no solamente se negó a resolver toda demanda de los colonos y estudiantes antorchistas (así lo había decidido desde que entró al gobierno, según lo que confiesa él mismo en su libro), sino que ordenó la más severa represión de que se tenga memoria en contra de los antorchistas por atreverse a exigir sus derechos: encarceló a compañeros por colocar mantas, por utilizar sonidos en las protestas y ordenó el desalojo de un plantón frente a la Asamblea Legislativa del DF, sacándolos a punta de macana hasta el límite con Los Reyes la Paz, es decir, hasta sacarlos del territorio del que él se consideraba amo y señor. Eso y más son argumentos suficientes para asegurar que más de 2 millones de antorchistas no votaremos por López Obrador.

Ahora, quien con su fanatismo ciego hacia AMLO nos descalifica, diciendo que somos gente ignorante, iletrada, amenazada y carente de criterio, les decimos que Antorcha, como movimiento popular, está formado por personas de todo tipo, aquí habemos profesionistas de todos los ámbitos (ingenieros, doctores, licenciados, maestros, universitarios, etc), pero es cierto, también, que el grueso de nuestra fuerza está constituida por gente pobre y con bajos niveles educativos, pero no por culpa de ellos, sino de este sistema económico que no sólo los empobrece materialmente sino también espiritualmente; lo cual no los hace al mismo tiempo gente tonta, todo lo contrario, nuestro pueblo es un pueblo muy inteligente y sabio.

A ellos, a los fanáticos de López Obrador, les exigimos respeto para nuestro pueblo y respeto a las decisiones de los demás. Si ellos quieren convencer al pueblo de que con AMLO los problemas van a desaparecer por arte de magia sin ningún tipo de esfuerzo, salvo el hecho de levantarse un domingo a votar, que así lo sigan haciendo. Sin embargo, les recomendamos que salgan a las calles, platiquen con la gente, organícenla, edúquenla, sufran con ella (cosa que sí hacemos los antorchistas) y no traten de “convencernos” de que la mejor opción es AMLO acostados en su sillón o encorvados a su teléfono vociferando contra los que AMLO no nos convence llamándonos “come tortas” y “vende patrias”.

Por lo pronto los antorchistas tenemos 2 tareas: a largo plazo, seguir organizando y educando al pueblo para que algún día hagamos un gobierno popular que sea valiente, justo e inteligente; y a corto plazo, impedir que nuestros enemigos declarados se hagan del poder, es decir, frenar a AMLO con toda nuestra fuerza.

abril 13th, 2018 by