Las mafias acechan a Andrés Manuel. Luciano Blanco González.

Por salud mental, nuestro país respira ya, una nueva atmosfera política que le da vitalidad y energía a la patria para continuar su desarrollo en unidad y en trabajo entusiasta hacia nuevos derroteros.

En el pasado 2 de octubre de este año, se inicio para bien o para mal la anunciada transformación del sistema, transformación que no implica un simple cambio molecular de sus estructuras, de armazón o de imagen, si no una nueva forma del ejercicio neuronal de los Mexicanos que nos permite  visualizar de manera diferente grandes acontecimientos que fueron soslayados o se pretendieron  ignorar  a conveniencia, por el temor de que su fuerza histórica derrumbara el régimen que a estas alturas agoniza irremediablemente.

Los que se van, los que representan la continuidad de la mancha sangrienta que dejara Gustavo Díaz Ordaz Presidente de la Republica , responsable directo de la masacre estudiantil de Tlatelolco, se pusieron de rodillas para en un acto sin precedente, como un homenaje a los mártires, izar la enseña patria a media asta en señal de duelo, pero para el pueblo esto significa un reconocimiento expreso de arrepentimiento por aquel acto salvaje de violencia que cegó la vida de decenas de jóvenes inconformes que exigían apertura a un régimen autoritario e impositivo que ahogaba cualquier intento de expresión en contra de lo establecido.

Fue un acto en el que con dignidad lavaron su vergüenza, pero fue también una reivindicación que ahora acepta sin cortapisas aquel grave error y lo hicieron por que resignados ante la derrota Electoral saludan el advenimiento de una nueva sociedad que se presiente más justa, más democrática y con mayores derechos de los ciudadanos frente al Estado.

Estoy seguro que si Meade o Anaya hubiesen triunfado, no hubiéramos visto al Secretario de Gobernación,  Alfonso Navarrete Prida y al presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Luis María Aguilar, acompañados de militares rindiendo homenaje a los caídos,

Pero es importante leer entre líneas lo que Navarrete Prida, después del acto dijo: hace 50 años hubo “muertes absolutamente innecesarias” de estudiantes y que las instancias encargadas de este tema están trabajando para esclarecer los hechos ya que a medio siglo se desconoce con exactitud la cantidad de muertos y heridos.  Y dijo que cree, que si se sabrá que fue lo que paso, agregando que las instancias están trabajando en esa dirección”, y que en los últimos años se han desclasificado y encontrado documentos históricos importantes sobre este tema y destacó que “este país y está sociedad son tan fuerte que es capaz de reconocer aquellos hechos y sucesos que generaron muertes de personas absolutamente innecesarias y hoy es un buen día para reconciliarnos todos y reconocer el camino que queda por delante”.

Si esta apreciación la ligamos con el diluido intento de Vicente Fox por esclarecer estos hechos del 68, en el año 2001, Vicente mediante un acuerdo presidencial dispuso diversas medidas para la procuración de justicia por delitos cometidos contra personas vinculadas con movimientos sociales y políticos del pasado.

En 2002 la idea tomo forma en la Oficina del Fiscal Especial para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado, encabezada por Ignacio Carrillo Prieto, quien atrajo las denuncias de los acontecimientos del 2 de octubre del 1968 y los hechos del 10 de junio de 1971.

Su función era comprobar la responsabilidad de funcionarios, de todos los niveles que en el pasado ejercieron funciones y hubiesen participado en delitos en contra de personas vinculadas a grupos de oposición al gobierno mexicano de aquellos años. Todo quedo en un buen propósito que culmino con la entrega al Archivo General de la Nación de todos los documentos, fotografías y videos relacionados,  que poseían diversas dependencias respecto a aquellos hechos y que ahora aquellos mudos testigos permanecen arrumbados en las frías bóvedas del archivo de la nación resguardando parte de la verdad que todos queremos conocer.

Entre las cosas misteriosas a revelar, está el saber quiénes integraban el camuflageado Batallón Olimpia, a cuyos miembros se señala directamente de haber disparado contra la multitud, distinguiéndose por el uso de un guante blanco, que hasta donde sabemos era un grupo especial para salvaguardar el desarrollo y seguridad de los Juegos Olímpicos próximos a desarrollarse, deducimos que eran miembros del Estado Mayor Presidencial por que la protección de visitantes distinguidos y diplomáticos corresponde primordialmente a este cuerpo de seguridad presidencial siempre apoyado en aquel entonces por la represiva Dirección Federal de Seguridad.

Esta fuerza paramilitar, está documentado que también se utilizo para golpear a los estudiantes y disolver la manifestación en aquel memorable Jueves de Corpus, ¿Quién los manejo? ¿Quién dio la fatal orden de disparar? Pues también El Presidente Díaz Ordaz, quien por su autoritarismo y su supuesto afán de salvar a la patria de la supuesta conspiración Cubano Soviética, utilizo la fuerza extrema para amedrentar y someter a una juventud rebelde.

El Ejército que le debe una lealtad absoluta al Presidente solo fue un instrumento utilizado por Díaz Ordaz, a quien se cataloga como un personaje esquizofrénico e irascible, que en un arranque de paranoia ordeno la cruel e insensata matanza de los jóvenes.

Creemos que por ahí va la medida de Andrés Manuel de desaparecer Al flamante Estado Mayor Presidencial y formar una fuerza especial de guardias presidenciales, para protegerse y proteger los eventos donde intervenía este.

Para llegar al fondo de este asunto se requiere bastante voluntad política y Andrés la tiene, para desencapsular toda la información resguardada y hacerla pública, ya no se trata de juzgar y encarcelar, la mayoría de los actores directos están muertos, agonizantes o padeciendo demencia zenil son los casos de los señalados por el pueblo como responsables: El ex Presidente Gustavo Díaz Ordaz; su segundo al mando, el Secretario de Gobernación Luis Echeverría Álvarez; Marcellino García Barragán secretario de la Defensa Nacional; al Jefe del Estado Mayor Presidencial Luis Gutiérrez Oropesa; y a Alfonso Corona del Rosal, regente del Distrito Federal.

Ojala y quien será el nuevo Presidente de México, le de  fuerza y brío al frustrado intento de Vicente Fox por desentrañar los grandes secretos que se guardan sobre el 68, pero el discurso que pronuncio Andrés ese día en la plaza de las Tres Culturas y la desaparición de el Estado Mayor nos indican que viviremos un México con amplias libertades democráticas, dijo: Es el juramento que nosotros hacemos no hacer uso de la fuerza no reprimir al pueblo. Empeño mi palabra de que nunca jamás daré la orden a las Fuerzas Armadas, a ninguna autoridad policiaca para reprimir al pueblo de México, no va a haber autoritarismo.

Más adelante hizo un juramento muy peligroso en esta etapa de violencia manifiesta en contra de las fuerzas armadas por parte de pobladores de áreas controladas por huachicoleros, otras por narcotraficantes y otras más para el robo de trenes entre otras, o de motines, vandalismos y linchamientos que están por todas las partes y a la orden del día y en las que necesariamente tendrá que utilizar la fuerza, sin embargo presa de la emoción y poseído por la agitación propia del momento se comprometió a garantizar que “Nunca jamás se utilice la fuerza para resolver conflictos, diferencias, protestas sociales, es el juramento que les hacemos, no usar la fuerza, ni reprimir al pueblo”.

Por eso ahora que se reconoce el sacrificio de aquella lucha y el Estado Mexicano la honra y conmemora por un lado y por el otro se celebra  y con ello se pondera  aquella batalla juvenil como la simiente de la patria nueva que nos espera con el triunfo electoral del Movimiento de Regeneración Nacional.- triunfo producto de la apertura democrática a la que aquel y grandes movilizaciones de masas posteriores.- con los consecuentes sacrificios de miles de hombres que cayeron en la lucha.-. Lograron obligar al cambio y ahora tenemos que prepararnos para la transformación que ya se inició y que indudablemente continuara, porque el 68 no se agota al colocar con letras de oro en La Cámara de Diputados y  en La Cámara de Senadores la leyenda “AL MOVIMIENTO ESTUDIANTIL DE 1968”.

Todo el futuro es incierto, el país en estos 56 días que restan aún para que Andrés Manuel tome posesión como Presidente se habrá de convulsionar, el dinosaurio tiene bastante oxígeno y fuerzas para sobrevivir y puede hacer el mayor esfuerzo para no abandonar el primoroso nido al que está acostumbrado y Andrés es imprudente, reta al destino y a la realidad con tanto optimismo e ingenuidad como si ya hubiera olvidado que “la mafia del poder” La mafia de la riqueza” “La mafia de la maldad” los locos y desquiciados lo acechan como a una preciada  presa de caza, Andrés no concibe que al ponerse en peligro .el, pone en peligro a la patria y la verdad no necesitamos ni queremos mártires, lo queremos a .el dirigiendo los destinos del país para que cumpla sus promesas y en su realización logremos un país feliz con mayor bienestar.

Convénzase Andrés, hay muchos locos sueltos y otros a quienes usted a anunciado que afectara sus intereses, sus fueros, sus honores, sus privilegios y otros que tiemblan temerosos con pensar en que usted se siente en la silla presidencial y desde ahí los persiga y encarcele por actos de corrupción y que además no le creen que usted no sea vengativo, hay otros que temen que usted los arroje de sus actuales cotos de poder para colocar a los miembros de su partido o que simplemente no los respete o no los apoye para exhibirlos como ineptos y desplazarlos.

Puede haber todavía en las filas militares rescoldos de Victoriano Huerta que desean conservar sus privilegios y tomar el poder provocando una catástrofe en la sociedad Mexicana como lo hicieron con Francisco I: Madero

Hay fanáticos religiosos que creen que usted como Álvaro Obregón estorbara a la iglesia y que con su partido darán grandes pasos para hacer de México un país abortivo en contra de los principios fundamentales de ellos y que hará de México un país auténticamente  laico y que como Juárez les arrebate sus riquezas, no sabemos si ya hay una nueva madre conchita bendiciendo un arma y un nuevo José de León Proal listo para actuar.

Recuerde que la sombra perniciosa y solitaria de Mario Aburto ronda las esferas de poder, como rondo a Luis Donaldo Colosio y hasta ahora nadie sabe, quien es, de donde viene, quien lo mando, porque actuó de esa manera.

Por eso Andrés debe ya de conducirse de manera realista y no exponerse ni exponer al futuro Presidente de la Republica por muy convencido que este de que  lo cuida el pueblo, guardando las distancias recuerde que a Jesús lo guiaba y cuidaba diosito en su misión y fue detenido, juzgado y sacrificado por Los Judíos y Los Romanos por que ponía en peligro todo su reino terrenal.- Cuídese Andrés Manuel.- Por el bien de la Causa.

luciano_blanco_gonzalez@hotmail.com

 

 

 

octubre 4th, 2018 by