Ni conservador, ni liberal, ni revolucionario, simplemente Populista.

 

Luciano Blanco González

Todo gobierno se legitima socialmente como útil cuando asciende al poder con sus primeras acciones para dar satisfacción a los anhelos y demandas de todos los gobernados sean electores o no y sin importar el numero de ellos que hayan contribuido a su ascenso, so pena de ser calificado de  sectario o grupista.

Primero los pobres, es la consigna del nenegobierno de ocho meses crece en el Palacio Nacional, aun descontrolado por su novedoso experimento de gobierno que en contra de la cultura política tradicional de centurias, pretende implantar ante la arrogante y controvertida oposición que poco a poco asimila los coletazos de una distribución del presupuesto encaminado a procurar el bienestar de las mayorías sobre el progreso efímero de unos cuantos, acostumbrados a acumular fortunas a veces con  prácticas  nocivas y contrarias a la moral en la administración pública y en la iniciativa privada.

A este gobierno aun no le encontramos las patas, pero estas se encuentran en las reformas jurídicas que instrumenta para contar con las herramientas precisas que le permitan alcanzar sus objetivos de una manera legal, de ahí que romper el añejo estado de derecho para substituirlo por uno nuevo, encuentra fuertes resistencias que actúan en las cámaras, en los partidos y en la sociedad.

Construir una nueva democracia resulta difícil y aun inadmisible cuando tal parece que para los nuevos líderes existiera una interpretación primitiva y aldeana de este concepto, diferente al que estábamos acostumbrados y educados en virtud de los movimientos sociales recientes. Nos espantamos cuando el régimen en funciones pretende monopolizar el poder y avizoramos una dictadura en ciernes por el hecho de querer controlarlo todo.

En nuestro afán de criticar y no reconocer el cambio nos resistimos a ver el pasado histórico y en el periodo de la historia que queramos ver, encontramos la clara intención de los gobiernos y partidos en turno de imponer y controlar los órganos de gobierno y los gobernantes  en todos los niveles, llámense Santana, Porfirio Díaz, Álvaro Obregón, Plutarco Elías Calles y toda la sucesión de casi 90 años, todos controlando e imponiendo Presidentes, Gobernadores, Senadores, Diputados, Presidentes Municipales, reformando e imponiendo leyes a modo y a conveniencia del gobernante en turno.

Ahora es diferente, cuando menos es el deseo presidencial de su titular que se baña en agua bendita para exaltar la supuesta purificación que según él lo distingue, cuando exige que no lo confundan que él no es igual a los demás, aunque todos los síntomas de su gobierno lo ubican en una versión moderna con visión futurista de reelección al querer controlar todo desde una posición respaldada por millones de ciudadanos que ruegan por una larga vida del líder.

Las voces contrarias se oyen perdidas y solitarias, pocos hacen eco a los vituperios y burletas que difunden a costillas del primer mandatario, nadie cree en los miles de pesos que supuestamente se gastan en la canasta presidencial, según ellos rebosante de exquisita y costosa longaniza, que no sabemos por qué, pero este platillo muy típico de la región Xalapeña, sale a cuento hasta para rememorar la supuesta abundancia y honradez de los tiempos de la otra dictadura, la de Porfirio Díaz,  en que supuestamente los perros eran amarrados con longaniza y estos por estar hartos no se la comían.

Regresando al tema, Morena no es un movimiento conservador, ni liberal, ni mucho menos revolucionario, Morena es un engendro del populismo socialista que pretende construir una tercera vía de organización política fundada en el asistencialismo social, mediante el cual pretende reivindicar a las masas auténticamente proletarias cuyo nivel de vida es apenas el de la  subsistencia, para ello y para fortalecer sus filas inicia repartiendo la riqueza heredada del Estado Capitalista al que pretende destruir.- en el caso Mexicano transformar.- disminuyendo las ganancias empresariales hasta que estas se agoten, para posteriormente iniciar el despojo masivo de los bienes de producción como la tierra, los bienes inmobiliarios, edificios, hoteles, condominios para explotarlos o ponerlos a disposición de sus seguidores como en Cuba en donde los hoteles, el transporte y el turismo es administrado directamente por el estado.

En México aun no están dadas las condiciones para ejercitar expropiaciones masivas y apropiaciones para el Estado, pero ya se vislumbran en la ley inmobiliaria de la ciudad de México y en la nueva ley de extinción de dominio que poco a poco se irán aplicando con el beneplácito popular, así aplaudiremos que en aquellas propiedades en que sea localizada una toma clandestina de combustible, el predio en su totalidad pase a propiedad del Estado, lo mismo bodegas, vehículos y bienes de quienes intervienen.

En el tráfico o trata de personas podrán pasar al dominio del estado las casas, hoteles, vehículos, autobuses, camiones de carga y cualquier instrumento mueble o inmueble que se utilice para hacerlo por  ejemplo cuando son utilizados para la trata de migrantes, de prostitutas.

Lo mismo en bares y cantinas en donde sea aprendida una persona vendiendo drogas aunque la operación sea accidental y cuidado no hay presunción de inocencia, no se puede alegar que el propietario o el arrendador no savia de esta actividad.

Lo mismo, si usted le da un aventón a un migrante ilegal o por humanidad lo hospeda en su casa y es detectado por la autoridad,  esta puede presumir que usted está cobrando por el servicio y que se dedica a la trata, la negativa se debe de acreditar fehacientemente por usted y no por la autoridad, nada de que no sabía que era extranjero, mientras esto se deslinda usted puede ser puesto a disposición de un fiscal y su auto o su casa decomisados, igual si renta un local o una casa y esta es refugio de delincuentes o si ahí se realizan actividades ilícitas se presume su participación y complicidad porque ante la ley usted no es inocente.

Y claro que se celebra la magnitud y alcance de la Ley, el primer mandatario a definido que el lugar más certero para pegarle a la delincuencia es en los bolsillos de tal manera que las ganancias que se obtienen por estas actividades altamente lucrativas pasen a favor del Estado para que con su producto se repare el daño que causan utilizándolo en obras y servicios en favor de la sociedad.

Afirma el presidente y tiene razón,  que ahí es en donde más les duele y eso está muy bien, porque antes se decía que un funcionario podía robar lo que quisiera y luego si era detenido y sentenciado a prisión, que importaba saldría a disfrutar de su fortuna mal habida y que por ello bien valía la pena pasar unos añitos en la cárcel, ahora no, con las nuevas leyes no habrá esa oportunidad, los saqueadores del erario, los ladrones, los secuestradores tendrán que pagar sus condenas y devolver lo robado.

Claro que la sociedad corre riesgos, claro que la ley en manos codiciosas, vengativas e inexpertas es peligrosa, pero presumamos la buena fe del Ejecutivo y la sabiduría de los jueces y tribunales que sabrán remediar cualquier abuso o inexactitud que los fiscales puedan cometer en contra de algún particular que posea o se inmiscuya en problemas de  carácter patrimonial cuya legítima procedencia no puedan acreditar y se encuentren relacionados con  investigaciones derivadas de hechos de corrupción, encubrimiento, delitos cometidos por servidores públicos, delincuencia organizada, robo de vehículos, recursos de procedencia ilícita, delitos contra la salud, secuestro, extorsión, trata de personas y delitos en materia de hidrocarburos, petrolíferos y petroquímicos.

Y nada de esconderse o de huir, o esperar que se inicien las carpetas de investigación, no es necesario, si existe la presunción de que el posible inculpado cambie de nombre los bienes o los venda o los done, o simplemente que pretenda realizar movimientos especulativos hacia los paraísos financieros, en el momento en que los fiscales tengan noticia fundada para el aseguramiento de bienes, pueden ordenar la inmovilización provisional e inmediata de fondos, activos, cuentas y demás valores e instrumentos financieros que se encuentren dentro del sistema financiero o en instituciones similares siempre y cuando dichos bienes se encuentren vinculados con los hechos ilícitos materia de la extinción de dominio, esto se llama decomiso preventivo.

 

Falta mucho por hacer, en materia de gobernabilidad las reformas irán marcando el paso, nos sentimos cojos en materia de transparencia, inválidos aun en seguridad, pero eso si muy nutridos en buenas intenciones y en grandes propósitos que voz en cuello y con sobrado optimismo difunde nuestro Presidente en los noticieros de la mañana, aunque en la aldea se vivan de manera diferente.

 

No habrá crisis económica, a pesar de las aparentes posturas de izquierda del Licenciado López Obrador, ahora como Presidente se desmiente con la presumida que nos da cada que puede de la gran amistad que tiene con todos los banqueros y con los hombres más ricos de México y algunos del planeta con quienes come y a quienes apoya en sus planes voraces de riqueza en la explotación de los recursos naturales del país, afortunadamente él es diferente.

 

Donde no cabe duda y constituye una verdadera sorpresa es el anuncio de que al fin se abren las arcas de la Federación y de los Estados para iniciar las obras de infraestructura y de servicios lo que significa que comenzara a correr dinero por todas partes, pues él y sus aliados los banqueros y los millonetas de la clase fifi, anunciaron inversiones millonarias.

 

Y decimos sorpresa porque normalmente el gasto público y las grandes obras no se hacen en tiempos muertos cuando no hay elecciones, normalmente se hacen en la víspera o en el año electoral, para que el electorado las viva y las admire, por que el riesgo que se corre es que una inversión en destiempo se olvida y el “No han hecho nada” se vuelve mediático.

 

En Veracruz, a pesar de las grandes limitaciones económicas producto de la deuda y de la reestructura ya tradicional, el Señor Gobernador Cuitlahuac García Jiménez, comenzara a gastar los ahorritos y los suministros en las obras más urgentes y necesarias de los pueblos que gobierna, principalmente con las zonas tradicionalmente más marginadas a las que visita sin vistosos y llamativos aspavientos y sin costosos aparatos publicitarios, acompañado de una reducida comitiva preparada para comer tacos y renunciando a los opíparos banquetes de antaño que se pagaban con los exiguos recursos de los lugareños, estas acciones no le propiciarán al Señor Gobernador cosecha de votos, pero sí le redituarán abundantes simpatías.

 

En fin que el país avanza, sus pasos no son tan agigantados como desearíamos. Las fuerzas no se han acomodado y se comportan de manera desordenada, pero desafortunadamente frontal, resisten, empujan, desgastan pero no les alcanza para encender la chispa de la inconformidad, aun hay esperanzas de que la política tenga un  nuevo vuelco, lo dijo el Tlatoani, el poder político no dependerá de la fuerza del poder económico, pero ahora los hizo sus aliados y los utilizara como señuelo de la inversión extranjera para apuntalar la economía, dinamizar la economía, crear miles de empleos, incrementar el consumo y hacer muchas obras colectivas , esa es la forma más efectiva de legitimar al gobierno, las dadivas que reparte individualmente solo desprestigian y demeritan aunque el propósito sea bueno, ahora depende de ellos, los ricachones, que importa seguimos siendo un país feliz.- Por el bien de la causa. Adendum luctuoso para decir adiós a una gran señora que en el paso por este maravilloso mundo, forjo una familia decorosa y de trabajo con profundo sentido del honor y de la dignidad a quien en el viaje que inicio el día de ayer para estar junto al creador le decimos, buen viaje Doña María de los Ángeles Espinoza, váyase tranquila y feliz que acá Amadeo y la familia Flores. Resignados a los designios del Ser Supremo, continuara su inacabada obra. Así sea.

 

luciano_blanco_gonzalez@hotmail.com

 

 

agosto 9th, 2019 by