NUEVA ESTRATEGIA DE LA SEDARPA EN VERACRUZ

Samuel Aguirre Ochoa

En entrevista con un empresario periodístico de Xalapa, el responsable de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Rural, y Pesca en Veracruz (SEDARPA), Eduardo Cadena Cerón, afirmó que pondrá en práctica una nueva política en el campo veracruzano, que entre otras cosas reside en lo siguiente: que va por el rescate de pequeños productores y que pagará directamente, no más intermediarios, “sin organizaciones ni coyotes”; se utilizará la estrategia denominada “Sembrando Vida” que entregará recursos para la siembra de maíz y árboles frutales; que buscará compradores de productos en Canadá y Estados Unidos; que apoyará la instalación de una planta de Nestlé en el estado y que se luchará contra 16 años de retraso en el campo.

Lo primero que hay que notar de esta nueva política, es la afirmación de que el campo veracruzano tiene un rezago de sólo 16 años, afirmación que desde mi punto de vista es falsa, pues la política de abandono de éste tiene décadas. Los gobiernos que siguieron a la Revolución Mexicana no hicieron justicia a los campesinos, desde el momento en que no le entregaron la tierra como quedó establecido en el artículo 27 Constitucional, y la poca superficie entregada, fue la de peor calidad y en unidades de producción pequeñas, lo que dio pie al minifundio, que desde el punto de vista económico es improductivo.

Lo segundo que plantea esta política, es que sólo se aplicará en algunos municipios, no en los 212 con los que cuenta el estado, y que se le apoyará al campesino con una cuota (no dice cuánto), con el único requisito de que cuenten con dos hectáreas, una para forestales y otra para maíz, “que este programa les va a ir dando la oportunidad de asociarse y que vayan creciendo en donde hay más zonas indígenas”. Es evidente que en una sociedad capitalista, en la que predomina la competencia, los que saldrán perdiendo serán aquéllos que siembren una superficie pequeña, pues los grandes productores pueden aplicar tecnología moderna, situación que les permitirá producir a bajos costos y vender más barato. Con esto sacarán del mercado a los productores de dos hectáreas. Además, hay una contradicción aparente porque, por un lado, dicen que no apoyarán a las organizaciones, pero de otro, aseguran que dicho programa les irá dando la oportunidad de “asociarse”. ¿Acaso asociarse no significa lo mismo que organizarse? En la realidad esta contradicción no existe, se trata de una maniobra para desaparecer a las organizaciones ya existentes, formando otras afines al partido en el gobierno, utilizando para ello los programas oficiales.

En tercer lugar plantean, que harán a un lado a los intermediarios y a los coyotes. Los Antorchistas estamos de acuerdo con esto, pues ambos fenómenos son un cáncer para la sociedad, ya que los primeros, siempre han sido funcionarios de los gobiernos de los distintos partidos que han gobernado al país, ellos son los que se quedan con los recursos destinados al campo, y los segundos, son verdaderos ladrones que le roban las utilidades a los campesinos. Pero que expliquen cómo le harán, porque hasta ahora parecen buenas intenciones. Es tal la pobreza que hay en el campo veracruzano, que muchas familias padecen hambre permanente, en muchas zonas no cuentan con los servicios públicos elementales para una vida digna, falta agua potable, drenaje, pavimento, escuelas, infraestructura para riego, medicamentos, etc. En el momento en que un funcionario de gobierno se para por esos lugares, la gente se le va encima exigiéndole la solución de esta problemática, con justa razón.

El cuarto aspecto de su política, consiste en que buscarán compradores en Canadá y Estados Unidos para los productos del campo veracruzano. ¿Pero tendrán idea estos señores de la SEDARPA sobre los costos de translación de dichos productos a los mercados canadienses, norteamericanos o chinos, y de la gran ventaja que esos países nos llevan en el terreno de la productividad y producción? Si no lo saben, deben investigarlo, y si lo saben y lo entienden, quiere decir que pretenden engañar a los campesinos y a la ciudadanía. Cualquiera de ambas cosas es peligrosa.

El quinto planteamiento consiste, en buscar o aceptar la instalación de una planta de Nestlé en territorio veracruzano, porque a decir de ellos, traerá beneficios para los productores. Pero esto también es falso, pues estas transnacionales no benefician a los campesinos, debido a que su interés consiste en acaparar el mercado de los productos agropecuarios. Los funcionarios de la SEDARPA plantean que quieren desaparecer a los coyotes, será a los pequeños, pero para dejar entrar a los grandotes, a los grandes monopolios de materias primas, que se caracterizan por pagar precios ridículos a los productores.

El nuevo encargado de la SEDARPA se cuidó de no hablar de la reducción presupuesto para el campo, que fue del 26%, hecho que sí afectará a los productores veracruzanos, porque ahora habrá menos apoyos para los campesinos, lo que traerá aún mayor pobreza en las comunidades indígenas, en los ejidos y entre los pequeños productores.

En sexto lugar, se habla de que contratarán a un grupo de especialistas para asesorar a los campesinos. Esta no es una idea nueva, en el gobierno de Miguel Alemán se creó el INVEDER, organismo integrado por un grupo de técnicos que tenían como función asesorar a los pequeños productores. Pero en los hechos fue un fracaso, razón por la que lo desaparecieron. En fin, es el inicio de una nueva administración y nuestro deseo es que le vaya bien, porque de esa manera le irá bien a Veracruz. Sin embargo, esto no quiere decir, que no veamos de manera crítica sus planteamientos y señalemos a tiempo los peligros que se vislumbran y que hagamos un llamado a los trabajadores del campo a que estén atentos para no ser víctimas de nuevos engaños.

 

diciembre 25th, 2018 by