Claudia Guerrero Martínez, policía disfrazada de periodista.

Samuel Aguirre Ochoa

El día de ayer la sedicente periodista Claudia Guerrero Martínez se lanzó con furia en contra de los dirigentes del Movimiento Antorchista en Veracruz, acusándolos de que se han enriquecido del erario municipal y estatal, “de que viven y son dueños de inmuebles en exclusivos fraccionamientos en Xalapa y otras municipios”, sin embargo no presenta ninguna prueba de esta acusación, se trató de una afirmación gratuita, es decir, de una calumnia. La retamos a que presente las pruebas y cómo estamos seguros de que no las presentará desde ahora le decimos que es una mentirosa.
También nos acusa de ser propietarios de costosas camionetas BMW y Mercedes Benz, con valor de 1 millón 600 pesos cada una. Ante lo cual le decimos que es cierto y que no tiene nada de malo, son vehículos que se utilizan exclusivamente para el trabajo político y social que hacemos en favor de los que menos tienen en Veracruz. Se equivocó en los precios, de todas maneras le agradezco la publicidad y creo que ella también quisiera tener una.

Pero, doña Claudia Guerrero, estaría bien que nos dijera también las marcas, los precios y cuántos vehículos poseen las personas que le pagan y le filtran información a usted por escribir sandeces. Que enumerara la cantidad de mansiones y negocios que poseen sus patrocinadores, y usted misma se daría cuenta que las dos camionetas señaladas arriba no significan nada en relación con las que oculta de sus patrones.

Más adelante menciona en su escrito una serie de imprecisiones y enredos que forman un galimatías, pues señala que presionamos a los gobiernos para que construyan aulas, pavimentación, drenaje… y esto es cierto, pero todas son obras de beneficio colectivo para la gente. Más adelante cita que eso se hace en “terrenos irregulares… que antes habían sido invadidos por Antorcha…que la misma agrupación le quita los terrenos a la gente…”. Todo es falso y si a usted le consta recurra ante la autoridad judicial correspondiente y denuncie, pues hasta dónde se ve son sus cuatachos, en lugar de juzgar y sentenciar en su mamotreto.

Basta leer lo que usted escribe señora Claudia Guerrero para darse cuenta que se trata de información filtrada por gente que ha estado o está en el gobierno, que usted es una vulgar delatora, una policía con careta de periodista, y tampoco es difícil descubrir de quién es la mano que lame como perro a cambio de unos pesos. Créame, señora Claudia Guerrero, que el 98% de quienes la leen tienen esta impresión de usted. Pero bien, que le hagan buen provecho los pesos que le avientan para que ladre, disculpara usted los comentarios, pero para merecer respeto, está obligada a dárselo, a quien hasta ahora no le ha hecho ningún mal, yo le exijo respeto para los antorchistas. A todas luces se ve que usted es panista y en particular responde a los intereses económicos y políticos de una familia encumbrada en ese partido.

abril 5th, 2019 by